Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Leonardo transformará para la Marina de Pakistán aviones Embraer Lineage 1000 al rol de patrulla marítima

Bajo el programa Sea Sultan, el Arma Aérea de la Marina de Pakistán planea poder transformar hasta un total de 10 aviones comerciales de Lineage 1000, habiendo adjudicado los trabajos a la multinacional italiana Leonardo, que tiene una gran experiencia en la conversión de plataformas comerciales en aviones de patrulla naval y guerra antisubmarina.

El destino de estos aparatos sería sustituir la actual flota de 6 veteranos P-3C Orión de la Arma Aérea de la Marina de Pakistán o Pakistan Naval Air Arm, que son la espina dorsal de esta fuerza, ya que aseguran su capacidad antisubmarina o Anti Submarine Warfare (ASW). Entre los posibles opciones el Gobierno de Islamabad ha descartado de inició no solo adquirir un avión made in USA, sino que cuente con ningún componente de esta nación, a fin de evitar cualquier condicionamiento de empleo (vía a embargo de repuestos, equipos, asistencia técnica) en el futuro.

Según la página especializada en defensa local A/I Board PSF, los expertos y mandos de la Pakistan Naval Air Arm han formalizado un contrato con la multinacional italiana Leonardo, para la conversión de los 3 aviones de tipo ejecutivos Embraer Lineage 1000 a función de patrulla marítima o Maritime Patrol Aircraft (MPA) y ASW. Estamos ante un contrato que inicialmente se especuló, que realizaría la empresa alemana Rheinland Air Systems (RAS), como ya informó defensa.com. En estos momentos uno de estos aviones brasileños ya está en Pakistán, estando previsto que vuele muy posiblemente hasta la factoría italiana de Nápoles- Capodichino, donde se realizará la integración y el equipamiento de los sensores necesarios para la transformación a dicho rol. Este contrato incluye también la adquisición de otros dos aviones Embraer Lineage 1000 en el mercado internacional y los referidos trabajos de conversión a la variante MPA/ASW.

Así mismo, el contrato con Leonardo podría ampliarse con las opciones para realizar las mismas modificaciones en otros siete aviones que la Pakistan Naval Air Arm tiene la intención de adquirir en el futuro. La elección de la plataforma brasileña parece muy adecuada, dado que el Lineage se basa principalmente en el exitoso avión de pasajeros E-190, con la diferencia de tener un depósito de combustible extra en la zona inferior de carga, que permite doblar su alcance. Otro punto destacado es que su fuselaje es mayor respecto a otros aviones ejecutivos, como el Gulfstream V o el Bombardier Global Express. El Lineage sólo es superado en espacio disponible por las versiones ejecutivas del Boeing 737 y el Airbus A320, hablaríamos en este caso de un segmento superior, denominadas respectivamente como Boeing Business Jet y el Airbus CJ. Actualmente la Força Aérea Brasileira (FAB) utiliza dos de estos aparatos como transportes VIP.

Previamente el Ministerio de Defensa de Pakistán firmó un contrato de mantenimiento, reparación y revisión o Maintenance, Repair and Operations (MRO) para las tres citadas aeronaves, antes de la modificación,  con el Grupo Paramount de Sudáfrica. En octubre de 2020,  tras ser revelado, el entonces jefe de la Pakistan Naval Air Arm, el almirante Zafar Mahmood Abbasi, ya informó que la fuerza aeronaval reemplazaría su aludida flota P-3C Orión con 10 aviones comerciales convertidos, el primero de los cuales ya había sido comprado. Sin embargo, en ese momento, no identificó el tipo avión.

En la licitación publicada en aquellas fechas, se detallaba que se requería un avión a reacción bimotor con un peso máximo al despegue o ​Maximum Take-Off Weight (MTOW) de entre 54.500 a 63. 500 kilos y un alcance de más de 4.000 millas náuticas (6.437 km).  La Pakistan Naval Air Arm  también exigió que los “componentes principales”,  como motores, aviónica, sistema de misión, tren de aterrizaje, etc, deben de estar fabricados sin componente de empresas norteamericanas. El objetivo es que al nuevo sistema no le puedan afectar un posible embargo de Estados Unidos, utilizando su reglamento de tráfico internacional de armas o International Traffic in Arms Regulations (ITAR). Esto indicaría que Islamabad prevé problemas con Washington, sobre todo cara al incierto futuro de Afganistán, donde como ya ocurrió a final de los noventa los pakistaníes tuvieron una alta influencia en el gobierno talibán, a través de su poderoso servicio de inteligencia militar, el denominado oficialmente como Inter-Services Intelligence (ISI).

El segundo paso, ahora contratado, prevé la instalación de los sensores y del sistema de misión  a bordo del nuevo Sea Sultan, como ya se efectuó previamente con un avión comercial ATR-72, a una versión MPA denominada RAS-72 Sea Eagle, aunque en este caso el contrato se adjudicó a la referida empresa alemana RAS en Alemania, en el 2016. En este caso Leonardo, que también ofreció a Pakistán también oferta su versión MPA del ATR-72-600, el ATR-72MP (por Maritime Patrol), se ha hecho con el contrato.  (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Uno de los dos Embraer “Lineage” 1000 de la FAB, usados en configuración VIP.  (foto Julio Maíz/defensa).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.