Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Israel recibe su séptimo Super Hercules vía Torrejón

El pasado 20 de diciembre aterrizaba en la Base Aérea de Torrejón (Madrid) el séptimo de los  C130J-30 Super Hercules que la Fuerza Aérea de Israel ha encargado a la multinacional norteamericana Lockheed Martin. La aeronave, que llegaba a la instalación del Ejército del Aire español a última hora de la mañana, finalizaba la fase más problemática de su largo vuelo de entrega entre la factoría de Marietta (Georgia-Estados Unidos) y el Estado de Israel. 

Realizó el cruce directo del Atlántico partiendo de San Juan de Terranova (Canadá), porta el numeral 669, lo que denota que es  uno de los últimos C-130J-30 de la IDF, cumpliendo  el contrato entre Israel y la multinacional Lockheed, cuya autorización previa se hizo pública por parte de la DSCA (Defense Security Cooperation Agency) de Estados Unidos en julio de 2008El aparato llegaba a España portando las insignias de Israel, aunque todavía no lleva pintada en su cola las insignias del elefante del 103 Escuadrón de transporte, conocido como el de los "Elephants".

 

Tras repostar y descansar su tripulación, continuaba el viaje a primeras horas del día 21,  tras cruzar el Mediterráneo llegaba a las que será su base, la de Nevatim, sita al sur de Israel, en pleno desierto del Negev.  Allí, además de recepcionarse y realizarse la aceptación en destino, los nuevos C-130J-30 son customizados por las empresas locales, si bien sus principales sensores vienen integrados de fábrica, incluida la torreta con un sistema electro óptico/infrarrojos (EO/IR), que se aprecia en la parte inferior delantera la imagen 2, y que sería la versión Star SAFIRE III para operaciones especiales.

Israel obtuvo en 2008 la autorización de los Estados Unidos para adquirir hasta nueve C-130J30 y equipo asociado a través de un programa del Foreign Military Sales/venta militar extranjera (FMS), por un importe estimado cercano a los 1.900 millones de dólares.

 

El primer C-130J-30 de la IDF llegaba a la base aérea de Nevatim en abril de 2014, cerrando con la actual entrega las nueve unidades encargadas en diferentes lotes a Lockheed Martin. Previamente a la incorporación de los Super Hercules, la IDF ha acumulado una larga  experiencia con su mítico antecesor el C-130 Hercules, desde 1971 opera estos transportes de las veteranas versiones, C-130E/H y KC-130H de reabastecimiento en vuelo, de los que actualmente quedan una quincena, y que están en fase de modernización. Esta flota ha participado en múltiples operaciones, como la efectuada en 1976 en el asalto del aeropuerto de Entebbe (Uganda) y la posterior liberación de un centenar de rehenes tras neutralizar a los terroristas, que ha quedado en los anales de las operaciones de fuerzas especiales. (Julio Maíz Sanz)

Fotos:

1 El último de los C-130J-30 de la IDF en fase final de aterrizaje en la Base Aérea de Torrejón, (foto: Natalia Cortijo)

2- Detalle de la parte delantera del C-130J-30 de la IDF en la que se aprecia la torreta con el sistema electro óptico/infrarrojos. (foto: Natalia Cortijo)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.