Lunes, 15 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

India podría alquilar a Francia cazabombarderos Rafale Marine para su nuevo portaaviones

Ante la próxima evaluación del avión de combate francés Dassault Aviation Rafale M (por Marine) por la Marina de la India, desde medios del país asiático se especula la posible firma de un contrato de leasing con Francia para obtener temporalmente 4 o 5 de estos aparatos que operarían desde el nuevo portaaviones de la India, el “Vikrant”

 

Como se anunció en octubre de 2021, el Rafale M será extensamente evaluado por la Marina de la India o BNS (Bharatiya Nau Sena) a partir del 6 de enero, en el marco de su programa MRCBF (Multi Role Carrier Borne Fighters), que pretende adquirir, según los planes actuales, 57 nuevos cazabombarderos con capacidad de operar embarcados.

 

Las pruebas se realizarán en la base aérea de Hansa (Goa/Dabolim), la mayor de la aviación naval de la Marina de la India, durante un periodo de 20 días, destacando los ensayos de despegue en una rampa fija de tipo ski-jump.

 

Uno de los requerimientos del programa MRCBF, es que el avión elegido deberá poder operar tanto desde portaaviones dotados con sistema de despegue mediante sky-jump-recuperación mediante cables de frenado-despegue o  STOBAR (Short Take-Off But Arrested Recovery) como de catapultas o CATOBAR (Catapult Assisted Take-Off But Arrested Recovery).

 

Además, la nueva aeronave tendrá que tener plenas capacidades de defensa aérea, reconocimiento, ataque al suelo y guerra electrónica. Esto implica una capacidad de carga útil bastante importante y sensores potentes, así como un radar de barrido electrónico activo o AESA (Active Electronically Scanned Array), por lo que la Marina de India solo ha seleccionado, además del Rafale M, al norteamericano Boeing  F/A-18 Super Hornet del Bloque III.

 

En las pruebas en Hansa se comprobará la  capacidad del aparato francés para despegar desde una cubierta de vuelo de 283 metros de longitud dotada de sky-jump, como las que cuenta el “Vikrant”, el primer portaaviones de diseño y construcción india cuya entrada en servicio activo está prevista para agosto de 2022. También se trata de ver si las dimensiones del caza galo son compatibles con los ascensores instalados a bordo de este navío.

 

Posteriormente,  el próximo mes de marzo, el F/A-18 Super Hornet será evaluado en condiciones similares, contando con que ya en 2020 fue sometido a una campaña de pruebas de despegue mediante sky-jump en la Estación Aérea Naval de la Marina de Estados Unidos de Patuxent River (Maryland).

 

Si las pruebas del Rafale M son concluyentes, la Marina india podría alquilar cuatro o cinco de ellos a Francia, según afirma el diario local  Hindustan Times. Existe una gran posibilidad de que la Armada india pida al fabricante francés el alquiler de cuatro o cinco aviones Rafale M en 2022 para que el portaaviones (Vikrant) pueda ser operativo”, apuntando además que la Fuerza Aérea de la India “ya cuenta con un centro de mantenimiento y formación de pilotos de Rafale en la base aérea de Ambala”.

 

Esta fuerza aérea está ya recibiendo los últimos de los 36 Rafale encargados a Dassault Aviation en septiembre de 2016, mediante un de un acuerdo de gobierno a gobierno o G2G (Government to Government) entre ambos países. El objetivo es remediar las dificultades que encuentra la aviación naval india con sus actuales aviones de combate Mikoyan MiG-29K, adquiridos a Rusia. El mantenimiento de estos últimos se complica por los problemas de suministro de piezas de recambio. Además, esta flota tiene una tasa de desgaste bastante alta, ya que entre 2017 y 2020 se ha perdido el 9% de los 45 cazabombarderos navales de este modelo entregados.

Cabe señalar que India sigue considerando la construcción de otro portaaviones que tendrá un sistema más evolucionado, pero también mucho más costoso, de tipo CATOBAR. Este nuevo navío, que debería de reemplazar al actual portaaviones “Vikramaditya”, también utilizaría los cazabombarderos del programa  MRCBF, lo que justificaría contar con la capacidad de poder operar desde navíos dotados con catapulta. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: “Rafale” de la Marina Nacional francesa a punto de tomar en un portaviones, nótese el gancho desplegado. (foto Marine Nationale)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.