Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

India acuerda la venta de misiles de crucero a reacción supersónicos “BrahMos” a Vietnam

Vietnam ha estado interesado en el Brahmos desde hace tiempo, pero China ve su venta por parte de la India como un acto de beligerancia e interferencia en la disputa por el Mar del Sur de China. El acuerdo intergubernamental entre la India y Rusia para desarrollar los Brahmos estipula que ambos países tienen que aprobar las exportaciones a una nación amiga con la que ni ninguna de las dos tienen conflictos. El problema es que los potenciales clientes pueden tener relaciones tensas con sus aliados comerciales y Beijing pone grandes objeciones sobre que la Armada de Vietnam posea esos sistemas, pese a que China vende una gran cantidad de armas a Paquistán, que está en permanente tensión con India desde hace décadas.

Todos los indicios apuntan ahora al hecho de que Nueva Delhi ha superado sus reservas para no molestar a Beijing en el suministro de esos misiles de crucero a Hanoi y Moscú también ha aceptado la propuesta en principio. El BrahMos es un misil antiaéreo supersónico con un alcance de 290 km. que se puede lanzar desde submarinos, buques de superficie, aviones o tierra, desarrollado conjuntamente por la Organización de Investigación y Desarrollo de Defensa (DRDO) de la India y NPO Mashinostroeyenia, de la Federación de Rusia. 

Se basa en gran medida en el misil de crucero ruso P-800 Oniks y tecnologías de vuelo de crucero rasantes (5 m.) sobre el mar rusas. La denominación de Brahmos surge de unir los nombres de los ríos Brahmaputra de la India y Moskva de Rusia. Se considera uno de los misiles antibuque más efectivos y letales, con velocidades que alcanzan Mach 2,8-3. Actualmente, los lanzadores están basados ​​en tierra y buques de superficie y la versiones lanzadas desde aeronaves y submarinos se encuentran en la fase de pruebas. El plan es instalarlos en los submarinos de la Clase Kilo vietnamitas. 

La cabeza de combate es de 200 kg. en los misiles lanzados desde el barco y tierra, mientras que la de aeronave es de 300 kg. El sistema de propulsión de dos etapas consiste en un cohete combustible sólido para la aceleración inicial y un ramjet de carburante líquido que proporciona una velocidad de crucero supersónica sostenida, permitiéndole un alcance mayor. También pueden atacar objetivos terrestres. Se pueden disparar en posición vertical o inclinada y cubre objetivos en un horizonte completo de 360º. Una versión hipersónica, el Brahmos-II, se está desarrollando actualmente con velocidades de hasta Mach 7 para aumentar la capacidad de ataque rápido. 

Fotografía: El misil “Brahmos”


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.