¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Viernes, 14 de junio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Los helicópteros y drones desplegados por las Fuerzas Armadas de Marruecos tras el terremoto de El Houz

CH-47D Chinook de la Fuerza Aérea marroquí.

Tras el fuerte terremoto que afectó a la región de El Houz, al sur de Marrakech, en Marruecos, por la naturaleza montañosa de la región, que forma parte de la cordillera del Atlas, a altitudes de aproximadamente 3.000 metros, así como el cierre de carreteras debido a deslizamientos de rocas, los equipos de rescate se enfrentaron a grandes dificultades para llevar rápidamente ayuda a la mayoría de las zonas afectadas.

Esto llevó a la Fuerzas Aérea y a la Gendarmería Real marroquí a movilizar sus capacidades logísticas aéreas, utilizando más de 20 helicópteros en las primeras horas, además de varios tipos de drones, lo que permitió una respuesta rápida en las zonas afectadas.

Helicópteros SA330 Puma de la Fuerza Aérea marroquí.

Medios de la Fuerza Aérea y la Gendarmería Real

La mayoría de los helicópteros utilizados en las operaciones de rescate y transporte de ayuda de emergencia a los sobrevivientes fueron los SA330 Puma y CH-47D Chinook de la Fuerza Aérea marroquí, así como los SA330L Puma, EC225LP/AS332L2 Super Puma y EC 145 de la Gendarmería Real. Estos helicópteros realizaron entre 35 y 40 misiones al día utilizando la base de la Escuela de la Fuerza Aérea en Marrakech como base principal para despegar hacia las diferentes zonas afectadas por el terremoto, que estaban ubicadas en un radio de aproximadamente 120 kilómetros.

Los helicópteros se encargaron del transporte de equipos de rescate y suministros de alimentos a las áreas afectadas, así como de la evacuación de heridos a los hospitales de la ciudad de Marrakech.

Además, también se utilizaron drones en las operaciones de búsqueda de sobrevivientes, así como para localizar las zonas dañadas y bloqueadas debido a deslizamientos de rocas. El Bayraktar-TB2 desempeñó un papel fundamental en las operaciones de búsqueda y rescate de cinco personas que trabajaban en la cría de ovejas y que quedaron aisladas durante 72 horas después del terremoto.

Dron WanderB-VTOL de Marruecos.

Además, se utilizaron drones del tipo WanderB-VTOL en las operaciones de búsqueda y localización de daños en las zonas cercanas al epicentro del terremoto. Las imágenes capturadas se transmitieron en tiempo real al centro de mando de operaciones de las Fuerzas Armadas, que coordinó las operaciones de rescate y transporte de ayuda a las zonas afectadas por el terremoto.

El de El Houz se considera el terremoto más grande que ha golpeado a Marruecos en un siglo, con una magnitud de 7,2 en la escala de Richter. Ocurrió en la región del Atlas, en el sur de Marruecos, específicamente en la región de Ighil. Provocó la muerte de 2.946 personas,  6.125 heridos y causó daños materiales significativos. El terremoto ocurrió aproximadamente a 70 kilómetros al suroeste de Marrakech a las 11:11 pm, hora local de Marruecos, y se sintió en amplias regiones del norte y noreste del país. (Alex Ribeiro)

 

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.