Jueves, 19 de mayo de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

La Fuerza Aérea de Argelia recibe su primer avión de transporte C-130J

El primer C-130J Super Hercules para la Fuerza Aérea de Argelia aterrizó en el base militar de Boufarik el 22 de enero procedente de la planta de Lockheed Martin en Carolina del Sur.

Matriculado ya como 7T-WJA,  Lockheed Martin usó este mismo aparato en su versión civil, LM-100J, con matrícula LM N5103D, para mostrarlo a posibles clientes antes de convertirlo para la Fuerza Aérea de Argelia en avión militar de transporte, pero puede carecer de algunas características, como el lanzamiento de paracaidistas.

El país firmó en 2018 un contrato con la empresa estadounidense Lockheed Martin para la entrega de cuatro aviones C-130J Super Hercules, con la posibilidad de incorporar cuatro más en el futuro. La noticia del acuerdo se conoció en marzo del año pasado.

Argelia había adquirido 20 aviones C-130 durante los años ochenta, el C-130H/H30 sirvió en el segundo Ala de Transporte Táctico en los Escuadrones 312, 322 y 332, el primero en entrar en servicio fue un C-130H30, en 1981. Actualmente opera 15, tras perder cuatro en accidentes entre 2003 y 2018, en tanto otro fue operado por la compañía estatal de transporte aéreo.

La Fuerza Aérea argelina será el segundo operador en África del nuevo C-130J, tras la de Túnez, que adquirió dos C-130J-30 entre 2013 y 2014, la de Marruecos tiene previsto adquirir el mismo avión durante los próximos años para mantener y desarrollar su capacidad de transporte táctico.

El C-130J es un avión de nueva generación, sus motores y la aviónica se han rediseñado por completo y se ha aumentado el rendimiento. Su velocidad de crucero  es de 600 km/h, autonomía 5.000 km vacío y 3.000 km completamente cargado, su altitud máxima es de 40.000 pies y  la de crucero de 28.000 pies. (Alex Ribero)

Fotografía: El primer avión de transporte C-130J de la Fuerza Aérea de Argelia.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.