Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Emiratos Árabes Unidos despliega sistemas de defensa aérea en Libia para responder a Turquía

El pasado mes de noviembre, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) desplegaron el sistema de defensa aérea de mediano alcance Hawk en Libia según las imágenes satelitales de la base aérea de Al Khadim en el noreste de Libia. Desde junio de 2016 los EAU han desplegado aviones de apoyo aéreo cercano AT-802 y aviones no tripulados Wing Long de fabricación china en la base aérea de Al Khadim.

Desde esta base, la Fuerza Aérea de los Emiratos lanzó ataques aéreos y misiones de reconocimiento en apoyo de la milicia del general Haftar, el conocido como  "Ejército Nacional de Libia" (LNA) mientras luchaba contra las reconocidas internacionalmente fuerzas gubernamentales de GNA (Gobierno de Acuerdo Nacional por sus siglas en inglés). El despliegue de baterías del sistema de defensa aérea de medio alcance, además de los sistemas de corto alcance Pantsir-S1es una señal de la preocupación de los Emiratos Árabes Unidos por el ataque de la base aérea por parte de la Fuerza Aérea Turca.

Si bien estos esfuerzos de los EAU comenzaron antes de que el gobierno de reconciliación nacional reconocido internacionalmente firmara dos acuerdos con Turquía, uno sobre cooperación en seguridad y el otro en el ámbito marítimo, en una reunión entre el primer ministro libio, Fayez al-Sarraj, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en Estambul el 27 de noviembre de 2019, durante el cual el presidente turco renovó el apoyo de su país al gobierno de acuerdo nacional reconocido internacionalmente.

El Parlamento turco aprobó un proyecto de ley que autoriza el envío de tropas a Libia el 2 de enero durante una sesión excepcional, un proyecto de ley que permite el despliegue de las fuerzas militares en Libia fue discutido y votado por la mayoría, después de que el gobierno de Al-Wefaq, dirigido por Fayez al-Sarraj, solicitó el apoyo militar, terrestre y aéreo del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.  Las condiciones en el terreno en Libia obligaron al parlamento turco a acelerar la fecha de votación del 8 al 2 de enero, mientras que la milicia del general Haftar (Ejército Nacional Libio o LNA) está haciendo un progreso significativo en la vecindad de la capital libia, Trípoli, que es la sede del Gobierno de Acuerdo Nacional reconocido internacionalmente.

Fuentes militares turcas dijeron a la agencia oficial de Anatolia que "las Fuerzas Armadas turcas están listas para llevar a cabo todo tipo de tareas dentro y fuera de Turquía si reciben instrucciones". Los medios turcos también han dicho que el ejército turco ha completado los preparativos logísticos para la transferencia de las fuerzas terrestres a Libia y que los barcos y los aviones de combate están en alerta máxima, y las mismas fuentes también dijeron que El ejército turco se está preparando para establecer una base militar en la ciudad de Misurata, en el noroeste de Libia, un área aún bajo el control del Gobierno de Acuerdo Nacional.

La intervención militar turca que se espera en pocos días para apoyar al gobierno de reconciliación nacional reconocido internacionalmente es una respuesta a la intervención militar de varios países que apoyan al general Haftar, liderado por los Emiratos Árabes Unidos, Rusia y Egipto, donde Rusia suministra cientos de mercenarios pertenecientes a Wagner Company, una organización paramilitar rusa privada para contratar mercenarios que  opera activamente en Siria, Libia y Ucrania, además de reclutar miles de mercenarios de la milicia sudanesa Janjaweed. Y la Fuerza Aérea de Egipto despliega combatientes, helicópteros y aviones no tripulados en el oeste de Egipto para llevar a cabo operaciones de bombardeo contra las fuerzas del gobierno del Acuerdo Nacional de Libia. (Mohammed Halimi, corresponsal de Grupo Edefa en el Norte de África)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.