Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Egipto, primer cliente del caza ruso Su-35 en Oriente Medio y África

El sitio web oficial de contratos y licitaciones del gobierno ruso zakupki.gov.ru publicó esta semana un anuncio sobre una licitación relativa al contrato para los aviones de combate Su-35 Flanker-E para las fuerzas aéreas egipcias, firmado en 2018 entre el Gobierno egipcio y la compañía Rosoboronexport responsable de las exportaciones de armas rusas. Según este anuncio compañías rusas suministrarán a la compañía JSC Sukhoi conectores y cables eléctricos destinados a los aviones de combate egipcios que se construirán en la planta de Komsomolsk-on-Amur ubicada en el este de Rusia.

Cabe señalar que Egipto contrató entre 24 y 26 aviones Su-35 en 2018, y el acuerdo se anunció por primera vez en marzo de 2019. El primer grupo de aviones debería ser entregado en los últimos meses de 2020 aunque podría haber demoras debidas al COVID-19

En abril de 2019, el Secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo afirmó ante el Congreso que Washington impondría sanciones a El Cairo bajo la ley antiamericana si compraba los Su-35. El Departamento de Estado repitió posteriormente estas declaraciones a través de diversos funcionarios. Esta ley, adoptada por el Congreso en 2017, tiene como objetivo reducir la influencia de Rusia, junto con Irán y Corea del Norte en el mundo, penalizando a los países que compran armas y equipos militares de estos países.

El Su-35 es un caza pesado de cuarta generación de la compañía rusa KnAAPO, participada por la empresa Sukhoi con un 74,5 % y United Aircraft Corporation con un 24,5 %. Diseñado principalmente como un caza de superioridad aérea, combina prestaciones de cazabombardero y caza de gran radio de acción, capaz de disparar misiles de largo alcance y municiones inteligentes a gran altura y distancia. Considerado durante mucho tiempo la contrapartida rusa al avión de superioridad aérea estadounidense F-15, cuenta con un diseño aerodinámico único que le otorga una elevada agilidad y maniobrabilidad.

El Su-35 se construyó originalmente a partir del diseño del Su-27, de hecho también se lo conoce como Su-27M además de por su código OTAN “Flanker-E". El Su-27M apareció en junio de 1988 pero el proyecto se detuvo con el colapso de la Unión Soviética. Volvió a la vida, para comenzar una serie de desarrollos y aparecer por primera vez en el Salón Aeronáutico Internacional MAKS-2007 en Moscú. Posteriormente se lanzó como Su-35BM durante de su primer vuelo el 19 de febrero de 2008. El 18 de agosto de 2009 el Ministerio de Defensa ruso contrató 48 cazas e hizo su primer vuelo en mayo de 2011. En enero de 2016, el Ministerio de Defensa ruso contrató 50 aviones adicionales.

China encargó 24 aviones en noviembre de 2015 convirtiéndose en su primer cliente extranjero, seguido por Indonesia que solicitó 11 aparatos en febrero de 2018. Egipto sería el último cliente por ahora tras encargar en 2018 un número no especificado (entre 24 y 26 aviones) que se espera sean entregados entre 2020 y 2021. (Mohmmed Halami, corresponsal de Grupo Edefa en el norte de África)

Fotografías:  Su-35 (Sukhoi)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.