Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La crisis de la OTAN con Turquía se manifiesta en el macro ejercicio de combate aéreo Anatolian Eagle

El principal ejercicio aéreo que desarrolla anualmente Turquía, el Anatolian Eagle-2021 (AE-21), se ha orientado esta edición a países asiáticos, lo que parece apuntar la negativa a la participación de los principales aliados de la OTAN, que hasta hace años eran más que habituales.

En la edición de 2019, con escenario la base aérea de Konya y sus polígonos de entrenamiento aéreo, participaron aviones de combate de los Estados Unidos e Italia, en línea con las anteriores  versiones de este puntero ejercicio que organiza anualmente la potente Fuerza Aérea de Turquía o Türk Hava Kuvvetleri (THK). De hecho, una de sus claves era combinar a las fuerzas aéreas de la OTAN, en 2014 participó el Ejército del Aire español con sus cazabombarderos EF-18M,  con las de diferentes países asiáticos. Las razones de esta situación, estarían en la crisis entre el mandatario turco de Erdogan y las diferentes administraciones norteamericanas.

Así, en el Anatolian Eagle-2021, además de los anfitriones de la THK, las fuerzas aéreas que están tomando parte son de Azerbaiyán, Catar y Pakistán, aunque la OTAN lo apoya con uno de sus aviones de  alerta temprana y control aerotransportado, o Airborne Early Warning and Control (AEW&C) Boeing E-3A Sentry, de los asignados NATO Airborne Early Warning & Control Force (NAEW&CF), parcialmente financiada por Turquía, que además tiene definida a Konya como  base aérea avanzada.

El propósito de la formación es compartir los conocimientos, habilidades y experiencias de todos los participantes en un entorno de guerra real y elevar los niveles de entrenamiento para operaciones combinadas o Composite Air Operations (COMAO).  El AE-21 se está celebrando entre los días 21 y 2 julio, estando también presentes las Fuerzas Navales turcas o Türk Deniz Kuvvetleri (TDK), con dos fragatas y dos lanchas de ataque rápidas o Fast Attack Crafts (FAC), que despliega en el Mediterráneo, para simular ataques navales de los COMAO.

En la actual edición participan:

  • Azerbaiyán con dos Mikoyan MiG-29 y dos Sukhoi SU-25.
  • Catar con cuatro de sus nuevos Dassault Aviation Rafale.
  • Pakistán con cinco cazabombarderos Chengdu/PAC (Pakistan Aeronautical Complex) JF-17.
  • El mencionado E-3A AWACS de la OTAN.
  • El THK participa con 38 de sus cazabombarderos McDonnell Douglas (ahora Lockheed Martin) F-16C/D, un cisterna Boeing KC-135R Stratotanker, un Boeing E-7T AEW&C, y un sistema aéreo aparato remotamente pilotado o Remotely Piloted Aircraft Systems (RPAS) TAI Anka-S.
  • Además: Bangladesh, Bielorrusia, Bulgaria, Burkina Faso, Georgia, Irak, Kosovo, Líbano, Hungría, Malasia, Nigeria, Romania, Suecia, Túnez, Ucrania, Omán, Jordania, y Japón participaran como observadores.

En el ejercicio se llevará a cabo por primera vez la certificación de los elementos de la Fuerza Aérea de Turquía  comprometidos con la Fuerza de Respuesta de la OTAN o NATO Response Force (NRF). Así se evaluará la preparación para el combate y la interoperabilidad de seis  F-16, un KC-135R y 6 equipos de defensa antiaérea Raytheon FIM-92 Stinger, comprometidos por la Fuerza Aérea de Turquía con la Fuerza de Tarea Conjunta de Muy Alta Preparación  o Very High Readiness Joint Task Force (VJTF), que es parte de NRF. (Julio Maíz Sanz).

Fotografía: Línea de aparatos Mikoyan MiG-29 de Azerbaiyán (primer plano) y los cuatro “Rafale” de Omán. (foto THK)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.