¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Domingo, 14 de abril de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Corea comprará otros 25 F-35, España aún se resiste a dar el paso

F-35A de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. (foto Julio Maíz Gutiérrez)

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha aprobado la posible venta de otros 25 aviones de combate F-35ACorea del Sur, mientras que en España no se acaba de oficializar esta adquisición para su Armada y el Ejército del Aire y del Espacio.

Con sólo 24 horas de diferencia, el 12 de septiembre en España se aprobaba un espectacular paquete de adquisiciones y autorizaciones de techo de gasto en Defensa, sin contemplarse el avión de combate F-35; mientras, al otro lado del Atlántico, en Washington, el 13 de septiembre se aprobaba la venta de 25 de estos aparatos a Corea del Sur.

 

Así, el Departamento de Estado de Estados Unidos autorizaba la posible venta al gobierno de Seúl de 25 aviones de combate Lockheed Martin F-35A, 26 motores Pratt & Whitney F135-PW-100 y un amplio elenco de equipos relacionados, por un importe estimado de 5.060 millones de dólares, que actualmente está casi parejo con el euro.   

 

Según información de la Agencia de Cooperación para la Seguridad de la Defensa o Defense Security Cooperation Agency (DSCA), la administración Biden asegura que el acuerdo “mejorará la capacidad de la República de Corea para hacer frente a las amenazas actuales y futuras al proporcionar una capacidad de defensa creíble para disuadir la agresión en la región y garantizar la interoperabilidad con las fuerzas estadounidenses”.

 

La Fuerza Aérea de Corea del Sur ya opera su primer pedido de 40 unidades del F-35A, la versión de despegue/aterrizaje convencional, lo que significa que la nueva compra aumentaría su flota de cazas de 5ª generación en más de un 50 por ciento. Los primeros aviones de combate de este primer lote se entregaron en 2019, con lo que la Fuerza Aérea de la República de Corea del Sur, ya tiene una importante experiencia con el sistema.

 

El anuncio se produce inmediatamente después de una importante reunión trilateral entre los líderes de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur, que habría analizado el nuevo acercamiento entre Corea del Norte y Rusia, materializada con la reunión en Moscú de Kim Jong-un y Putin.

 

Mientras, en Madrid, la modernización de las Fuerzas Armadas avanzan a buen ritmo, incluyendo aviones de combate, con 1.400 millones de euros para 25 nuevos Eurofighter, pero ni rastro de la adquisición de F-35. En los presupuestos de Defensa para 2023 están previstos 6.250 millones para el  “avión sustituto del AV-8B (los Harrier de la Armada española) y C.15M (EF-18M) 2ª Fase”. 

 

Los pedidos del F-35 no dejan de materializarse, o anunciarse, como el nuevo de Corea del Sur, lo que retrasaría las entregas a nuevos clientes hasta, como pronto, la primera mitad de la próxima década, teniendo en cuenta que sería en 2030 cuando Rumania reciba sus primeras unidades.

 

Mientras, la mayoría de las naciones de la OTAN trabajan en sus respectivos programas y su interoperabilidad con el avión de combate. (Julio Maíz)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.