Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Camuflaje táctico e insignias de la Fuerza Aérea en el primer Super Tucano de Nigeria

El primer avión de ataque A-29 Super Tucano para Nigeria ya luce los colores e insignias de su Fuerza Aérea, que recibirá en 2021 las primeras unidades de la docena contratada.

Tras presentar en abril el consorcio Embraer Defense & Security y Sierra Nevada Corporation el primero de los A-29 Super Tucano de ataque ligero, combate y reconocimiento de la Fuerza Aérea de Nigeria o NAF (Nigerian Air Force) en Jacksonville (Florida), se le ha mostrado ya pintado y con las insignias pertinentes. El contrato se firmó en diciembre de 2018 y se entregarán a partir de 2021, tras aplicarse en Denver (Colorado) las modificaciones requeridas para reforzar sus capacidades de ataque al suelo Allí comenzaban el pasado mes de abril los ensayos finales de vuelo y el entrenamiento de las tripulaciones de la Fuerza Aérea de Nigeria.

Los Super Tucano serán claves para reforzar la capacidad de combatir a  Boko Haram  y otros grupos delictivos en Nigeria. En las imágenes distribuidas por Sierra Nevada Corporation se ve a este primer A-29 pintado con un camuflaje táctico de dos tonos  marrones claros, el mismo que llevan los helicópteros Mil Mi-35P de la Fuerza Aérea de Nigeria, con los que formarán un binomio muy apto para misiones de apoyo aéreo cercano o CAS (Close Air Support) a las tropas de terrestres.

Quince fuerzas aéreas, entre ellas las africanas de Angola, Burkina Faso, Ghana, Malí, Mauritania, han seleccionado el Super Tucano como avión de entrenamiento/ataque ligero, aunque otras fuerzas aéreas como la de Senegal se han dotado de su competidor el surcoreano KT-1. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El nuevo “Súper Tucano” de la NAF fabricado en Estados Unidos. (foto SNC)

El A-29 de la NAF en vuelo, sobre el Estado de Colorado.  (foto SNC)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.