Domingo, 26 de junio de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Aviones de entrenamiento y ataque ligero turcos Hürkus-C para la Fuerza Aérea de Libia

Turkish Aerospace Industries (TAI) ha firmado un contrato para suministrar a la Fuerza Aérea de Libia aviones Hürkuş-C, en un número total que no ha trascendido. Será la tercera fuerza aérea, la primera es la de Turquía, en operar el Hürkuş, ya que la Fuerza Aérea de Níger también se comprometía, en noviembre de 2021, a comprar esta aeronave, en lo que constituyó su primer contrato de exportación.

Estos aviones fueron diseñada por TAI para apoyar diferentes misiones en los programas de entrenamiento de pilotos de combate de Turquía. Además de esta misión, el Hürkuş-C, que se ofrece como una aeronave de costo muy competitivo,  se desarrolló para asumir también  operaciones de reconocimiento armado y ataque ligero.

El Hürkuş es un avión turbohélice monomotor, biplaza, ala baja y con asientos dispuestos en tándem. El Hürkuş-A es la versión básica que pueden utilizar clientes no militares, mientras que el Hürkuş-B es una versión más avanzada con aviónica más sofisticada.

Respecto al Hürkuş-C, el adquirido por la Fuerza Aérea de Libia,  para su rol de apoyo aéreo cercano o Close Air Support (CAS) está equipado con un sensor de infrarrojos orientado hacia delante de tipo FLIR y puede transportar hasta 1.500 kilos de armamento.

Se lo ha mostrado equipado con misiles guiados antitanque L-UMTAS, cohetes guiados por láser Cirit y tanques de combustible externos. También podrá llevar bombas, ametralladoras de 12,7 mm y barquillas provistas de un cañón de 20 mm. El Hürkuş A voló por primera vez en agosto de 2013 y está en producción para el encargo realizado por el ejército turco o Türk Kara Kuvvetleri (TKK). Impulsado por un PT6A-68T, tiene una velocidad de crucero máxima de más de 570 km/h y una autonomía de casi 1.500 km. (Alex Ribero)

Fotografía: Avión de entrenamiento y ataque Hürkuş-C.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.