Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Australia se refuerza con obuses autopropulsados surcoreanos

La presencia del presidente surcoreano Moon Jae-in en Camberra (Australia) ha servido para rubricar con el primer ministro Scott Morrison el que parece ser el primer gran acuerdo comercial en temas de Defensa que firman ambas naciones dentro de un entorno de alianzas que parece sustentar nuevas capacidades para frenar el expansionismo militar de China.

El contrato, valorado en unos 1.000 millones de dólares australianos, contempla varios suministros ya conocidos, aunque este primer paso puede dar lugar a otros más. Se ha acordado que la surcoreana Hanwha Defense Co. suministrará al Ejército de Australia un total de 30 obuses autopropulsados de 155/52 milímetros que estarán acompañados por 15 vehículos de reamunicionamiento, con los que podrán mantener acciones de fuego más contundentes y largas, y sistemas complementarios como radares.

Fruto del mismo, y como compensación, se va a materializar un Centro de Excelencia en el que participan tanto el gobierno surcoreano como el gobierno federal de la ciudad victoriana de Geelong. Allí, se van a crear un mínimo de 300 puestos de trabajo que apoyarán tanto el montaje de parte del material con piezas suministradas por Hanwka como la fabricación local de determinados elementos, pues el Gobierno de Australia está aprovechando en los últimos grandes contratos el llevar a cabo acuerdos que impulsen su capacidad fabril propia de cara a un futuro.

Las piezas autopropulsadas se corresponden con el sistema K9 Thunder que está considerado como uno de los más avanzados actualmente disponibles y como una opción especialmente rentable que ha hecho que haya sido seleccionada por distintos países europeos. Puede abrir fuego en sólo treinta segundos desde que recibe la orden y sólo requiere de sesenta para pararse, estabilizarse y disparar, lo que facilita los cambios de asentamiento. Con una masa de 47 toneladas, es capaz de realizar entre 6 y 8 disparos por minuto, dispone de una recámara de 23 litros habilitada para disparar municiones K315 HE-RAP a distancias de hasta 50 kilómetros y su chasis oruga le confiere una notable movilidad.

No tenemos constancia de que el modelo que reciban los australianos sea el K9 estándar o el K9A1 mejor adaptado para acciones nocturnas, aunque sí conocemos que localmente lo llaman AS9 Huntsman. Suponemos que el reamunicionador será el K10 ARV que se beneficia de un diseño robotizado que mejora su respuesta y comparte con el primero muchos elementos de la barcaza. Respecto de los radares, podrían estar instalados en vehículos K77 adaptados como FDC (Fire Direction Center).

Esta importante venta de material sudcoreano refuerza la posición de Hanwka Defense en otro gran programa australiano, designado Land 400 Phase 3, por el que están evaluando, junto a otra propuesta alemana, tres vehículos de combate de Infantería del tipo Redback para decidir se adquieren y fabrican un total de 450 VCI y 17 derivados del anterior adaptados para cometidos de apoyo a la maniobra.  (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: Australia acaba de comprar a Corea del Sur treinta obuses autopropulsados capaces de acciones de fuego a distancias de hasta 50 kilómetros. (Hanwka Defense)


-Los ATPs se complementan con quince sistemas municionadores robotizados de última generación, los K10. (Hanwka Defense)


-Obuses AS9 adquiridos por Australia incluyen una pieza de 155/52mm con una recámara de 23 litros. (Hanwka Defense)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.