Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Australia compra el Triton de Northrop Grumman

La Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF) será el primer cliente de exportación del MQ-4C Triton de Northrop Grumman, la aeronave no tripulada derivada del Global Hawk pero adaptada a misiones de patrulla marítima. El Gobierno australiano ha anunciado el acuerdo con el fabricante estadounidense que podría alcanzar los 6.900 millones de dólares australianos (4.371 millones de euros aproximadamente) si incluimos la instalaciones que lo acogerán, los sistemas de misión y el apoyo a los seis aparatos previstos.

El primer contrato asignado a Northrop Grumman tiene un importe de 1.400 millones de dólares australianos (887 millones de euros al cambio) para la compra del primer avión de los seis previstos.

Australia con sus gran frontera marítima y la amplia extensión de su zona de exclusividad económica ha dado gran importancia a la adquisición de recursos para realizar misiones de patrulla marítima, lucha antisubmarino y control del mar, de ahí que haya comprado también el avión de patrulla marítima P-8A Poseidón a Boeing (recibirá nada menos que doce aparatos antes de 2022). El Triton puede operar en colaboración con el Poseidon en misiones de vigilancia ofreciendo una gran autonomía de vuelo a grandes distancias, recurso muy útil en misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR por sus siglas en inglés). Las patrullas antisubmarino, la lucha en el mar y las tareas de búsqueda y rescate se verán reforzadas por la actuación conjunta de estos dos sistemas.

Aunque se trata de un sistema cuya adquisición ya fue anunciada en 2014, no ha sido hasta ahora que se ha formalizado el acuerdo, en el que se colabora con la Marina Estadounidense, que recibirá 200 millones de dólares australianos (126 millones de euros) para el desarrollo, producción y sostenimiento del Triton. La Marina Estadounidense dispone ya de dos de estos aparatos, recibidos formalmente el pasado 31 de mayo y que tienen su base en Point Mugu, en el condado de Ventura, dentro del Escuadrón de Patrulla no Tripulada (Unmanned Patrol Squadron o VUP) 19.

De los primeros 1.400 millones de dólares australianos, 364 millones (230 millones de euros) están destinados a la construcción de nuevas instalaciones en las bases de la RAAF de Edinburg y Tindal, además de los equipos de control en tierra, apoyo y formación. Northrop Grumman también construirá un Centro de Excelencia de Sostenimiento Electrónico valorado en 50 millones de dólares australianos, en el aeropuerto de Sydney, instalaciones que darán apoyo a los sistemas electrónicos, de comunicaciones y de adquisición de objetivos del aparato.

El primero de los nuevos Triton deberá entrar en servicio a mediados de 2023 y los seis aparatos deberán estar operativos en 2025, en su base principal de Edinburg en Australia del Sur. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·El primer Triton deberá estar en servicio en 2023 (Northrop Grumman)

·De izquierda a derecha, el Responsable Ejecutivo de Northrop Grumman, Wes Bush, el Primer Ministro de Austrlia Malcom Tumbull, la ministra de Defensa Marise Payne, el Ministro de Industria de Defensa Christopher Pyne y el Jefe de Estado Mayor de la RAAF, Leo Davies (Northrop Grumman)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.