Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Australia adquiere cuatro aviones de guerra electrónica sobre Gulfstream

La Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF) dispondrá de cuatro aviones Gulftream G550 adaptados al rol de guerra electrónica, concretamente a apoyo electrónico o Electronic Support (ES).

Se trata de uno más de los modernos multiplicadores con que se están dotando las Fuerzas Armadas de este país, concretamente la RAAF, que cuenta con modernos aviones de combate F-35A, aviones de apoyo electrónico al combate EA-18G Growler, aviones de patrulla marítima P-8A Poseidón o los aviones de alerta aérea embarcada E-7A Wedgetail, recientemente adquiridos por la RAF.

Estos cuatro aviones serán denominados MC-55A “Peregrine” y tendrán un coste de 2.460 millones de dólares, según informaron recientemente el ministro de Defensa australiano Christopher Pyne y el ministro para la de Industria de Defensa, Linda Reynolds. El contrato se le ha adjudicado a la compañía estadounidense L3 que realizará los trabajos en sus instalaciones de Texas. A los aviones se le instalará un completo sistema de guerra electrónica cuyas características no han trascendido pero que irán acompañadas de un sistema de protección para la aeronave, además de formación para las tripulaciones y un centro de procesamiento de los datos adquiridos en tierra.

Los “Peregrine” serán sistemas de guerra electrónica aerotransportada que proporcionarán un enlace entre las diferentes plataformas citadas, así como otros medios navales y terrestres dando apoyo en el espectro electromagnético. Esta adquisición reforzará las capacidades de las Fuerzas Armadas australianas para actuar en entornos complejos.

Los aviones operarán en el Escuadrón de Vigilancia y Reconocimiento dela RAAF (Surveillance and Reconnaissance Group o SRG) y estarán desplegados en la base de Edinburh de la RAAF, cerca de Adelaida, junto a los P-8A Poseidon, los MQ-4C Poseidón y los MQ-9 Predator II.

El requerimiento para unos aviones de este tipo fue incluido en el Libro Blanco de la Defensa australiano de 2016, que citaba la necesidad de “reforzar las medidas de apoyo electrónico a las fuerzas navales, aéreas y terrestres, incluyendo la introducción de un avión de largo alcance basado en un diseño comercial a comienzos de 2020”. De hecho la Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad (DSCA) estadounidense publicó en junio de 2017 el viso bueno del Departamento de Estado para la venta de hasta cinco aviones Gulfstream G550 modificados para integrar sistemas de misión del tipo Airborne Intelligence, Surveillance, Reconnaissance and Electronic Warfare o AISREW lo que nos da una pista sobre las capacidades de estas nuevas aeronaves. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El G550 AEW&C de IAI (IAI)

·El Gulfstream G550 AEW&C israelí (IAI)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.