Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Todo a punto para que el espía electrónico “made in Spain” despegue desde el complejo espacial de Vandenberg, en California

Con un retraso de 24 horas sobre lo programado, el despegue este domingo, 18 de febrero, del cohete Falcón 9 a las 15:17 hora peninsular española  (06:17 horario de California) llevando a bordo al satélite espía radar español Paz será el primer lanzamiento espacial de 2018 desde el complejo espacial de Vandenberg. A falta de la información detallada que todavía no ha facilitado SpaceX, la ventana de tiempo para poder efectuar el lanzamiento va a ser relativamente corta. El motivo es que Paz tiene que emplazarse con la máxima precisión a una altura de 514 kilómetros, la misma altura y orbita que ya describen los satélites alemanes TerraSAR-X y TanDEM-X, con los cuales Paz debe volar en caravana, es decir, uno tras otro con una separación de varios kilómetros.

TerraSAR-X y TamDEM-X son plataformas gemelas del satélite español salvo en el radar en banda X, que fue construido íntegramente por Airbus Defense & Space en su factoría de Madrid. El denominado Team Vandenberg que dirige el coronel de la Fuerza Aérea de Estados Unidos Greg Wood ya ha efectuado con éxito el ensayo de encendido estático del Falcón 9, prueba clave para proceder a la etapa final de la campaña de lanzamiento.

A la largo del día de hoy se va a proceder a la revisión final de aptitud para el lanzamiento, que lo significa verificar de que todos los equipos de tierra y a bordo del lanzador funcionan correctamente. Si la exhaustiva prueba se salda con éxito, el personal que integra el Team Vandenberg se preparará para la cuenta atrás, que comenzará una hora antes del despegue. El satélite español ya se encuentra adaptado en la cofia que le llevará al espacio y las imágenes que se acompañan son de fechas antes a su integración en la parte alta del Falcón 9.

La delegación oficial española que se ha trasladado hasta Vandenberg y que preside el secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde, ya se encuentra desde el jueves en la base de Vandenberg. Conde está acompañado por el director general de Armamento y Material, teniente general Juan Manuel García Montaño, el general responsable de los programas espaciales en el ministerio de Defensa y parte de su equipo, así como por altos mandos de la División de Telecomunicaciones y asuntos espaciales del Estado Mayor Conjunto.

Miguel Ángel García Primo, director técnico de Hisdesat, y el delegado de SpaceX en Vandenberg, así como el coronel Michael S. Hough, jefe de la 30 Ala Espacial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos han informado a los miembros de la delegación española de los pormenores de la campaña de lanzamiento, así como de la secuencia de disparo, las operaciones posteriores al despegue y la inserción en órbita del satélite español de 1,4 toneladas y sus 2 acompañantes, los pequeños MicroSat 2a y 2b de 400 kilos.

También se ha desplazado hasta Vandenberg un equipo de oficiales del Ejército del Aire destinados en el Centro de Sistemas Aeroespaciales de Observación (CESAEROB), en cuya antena principal instalada en la base aérea de Torrejón se descargarán en primera instancia las imágenes captadas por Paz.

En cambio, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, una vez de regreso en Madrid tras la reunión de ministros de la OTAN celebrada en Bruselas, presenciará en directo el despegue del Falcon 9 desde la sede del Centro de Astrobiología. Junto a ella estarán el teniente general del Aire José María Salom, director general del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), altos mandos de las Fuerzas Armadas españolas y directivos de la industria espacial española.

Los analistas del CESAEROB serán los responsables del procesado y primeros análisis de las imágenes radar enviadas por Paz, su integración con imágenes ópticas, así como de su remisión telemática al Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS), donde se extraerá la información necesaria para la seguridad de las tropas españolas en operaciones en el exterior.

A la espera de que SpaceX facilite información detallada sobre la cronología del vuelo, DEFENSA ha podido saber que la primera etapa del cohete se apagará 2 minutos y medio después del despegue, seguidamente se desprenderá de la segunda etapa, caerá por su peso y se posará con ayuda de retrocohetes sobre una plataforma marina. De efectuarse con éxito el posado, la citada primera etapa volverá a ser reutilizada en una tercera misión espacial, han confirmado fuentes de SpaceX. (Juan Pons)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.