Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Modernización del primero de los centros de control que gestiona el cielo de Arabia Saudita

Indra ha completado en tiempo record la modernización de un primer centro de control aéreo en Arabia Saudita, en lo que representa un importante paso adelante en el proyecto de renovación de toda la infraestructura de gestión de tráfico aéreo que Saudi Air Navigation Services (SANS) le confió el pasado mes de junio. Se trata del de Abha, que da servicio de aproximación a las aeronaves que aterrizan en el aeropuerto de mismo nombre al Sur del país. Sus controladores disponen de las herramientas más avanzadas para garantizar la máxima seguridad y planificar las operaciones con total precisión. Esta funcionalidad es clave para evitar que los aeropuertos, en los que convergen vuelos de numerosas rutas, se conviertan en un cuello de botella y provoquen retrasos en toda la red.

Este primer logro permite que los oficiales de SANS se familiaricen con el nuevo sistema, que será el mismo que se irá implantando progresivamente en los dos grandes centros de control de ruta ubicados en Yeda y Riad, el de aproximación de Dammam y en una veintena de torres de aeropuertos de todo el país. Todos ellos dispondrán de una tecnología que Indra mantiene en el estado del arte y que en la actualidad emplean más de 130 centros de control y 200 torres en todo el planeta. Esto hace que su sistema sea el más fiable y robusto del mercado.  Llevar a cabo la migración a un nuevo sistema de gestión de tráfico es una operación extremadamente delicada, ya que el centro de control no puede interrumpir el servicio o poner en riesgo la seguridad de las operaciones aéreas.

Completarlo en solo cinco meses ha supuesto un importante reto. En paralelo, el equipo de Indra, en coordinación con SANS, trabajan en la modernización del resto de la infraestructura, dentro de un proyecto que se extenderá durante otros dos años y medio. A su finalización dispondrá de las herramientas más avanzadas para llevar a término su doble objetivo de negocio: convertir el país en centro de distribución de tráfico de las principales aerolíneas del mundo, que utilizarán sus aeropuertos como base de operaciones y escala para las rutas que unen Europa, Asia y África. Y, al mismo tiempo, potenciar la capacidad de sus aeropuertos para recibir más pasajeros, impulsando su industria turística y atendiendo la demanda de musulmanes de todo el planeta que viajan a La Meca.

La mayor capacidad de gestión de la que dispondrá el operador audita le situará en una posición privilegiada para ofrecer las tarifas más competitivas y un servicio con la máxima calidad, lo que multiplicará sus ingresos. Indra actúa como socio tecnológico de SANS y contribuye a impulsar el plan, mucho más amplio, que el Reino Saudita ha puesto en marcha bajo el nombre “Vision 2030” para diversificar su economía y convertir el turismo en palanca de crecimiento. La empresa española se ha convertido, además ,en el líder indiscutible y principal suministrador tecnológico de sistemas de tráfico aéreo en toda la Península Arábiga, distanciándose claramente de resto de competidores. Trabaja en la renovación de sistemas en Omán, Emiratos Árabes, Kuwait, además de en la propia Arabia Saudita.

Fotografía: Aeropuerto de Abha.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.