Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

LIDAX entrega al INTA su contribución al instrumento con que la ESA buscará vida en Marte

LIDAX, compañía española especializada en el desarrollo de tecnología espacial para instrumentación científica avanzada, ha entregado al Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) los modelos de vuelo correspondientes al encapsulado del láser y la estructura optomecánica del cabezal óptico del Espectrómetro Láser Raman (RLS), un instrumento con el que la Agencia Espacial Europea (ESA) buscará vida en Marte.

El RLS al que contribuye LIDAX formará parte del laboratorio científico que irá embarcado en el rover que la ESA, en colaboración con la agencia rusa Roscosmos, pretende poner en Marte en el año 2020 a través de la misión Exomars. El espectrómetro láser analizará muestras trituradas del suelo marciano para detectar signos de vida pasada o presente, así como procesos relacionados con la actividad del agua.

El desarrollo de este instrumento es un programa europeo liderado por España, a través del INTA, en el que también están involucrados otros países, como Reino Unido, Francia y Alemania.

La aportación de LIDAX, una empresa de base tecnológica 100% española, ha consistido en el desarrollo, montaje, integración y ensayos de tres unidades principales del RLS:

  • El encapsulado termomecánico del láser que se ubica en la unidad electrónica (ICEU).
  • La estructura del cabezal óptico (IOH) que integra los barriletes de lentes proporcionados por el INTA.
  • Un mecanismo de alta resolución (AF) para enfocar el spot del láser en la muestra a analizar.

El proyecto ha supuesto todo un reto tecnológico que la compañía ha sabido superar con éxito. En este sentido, el director general de la empresa, Carlos Laviada, explicó que el mayor desafío estuvo en cumplir con “las demandantes condiciones de lanzamiento, crucero y aterrizaje en la superficie marciana, donde las variaciones de temperatura en su superficie pueden llegar a alcanzar los -140ºC”.

Laviada también recordó que “se han tenido que tener en cuenta no sólo en el diseño sino también en el montaje, integración y pruebas de aceptación, condiciones de limpieza planetarias”. Según el CEO de LIDAX, esto tiene como objeto “eliminar cualquier posibilidad de contaminación biológica del equipo antes de su entrega final”.

Laviada aprovechó para romper una lanza en favor de la industria espacial española y aseguró que la superación de los retos planteados “es un indicativo más del nivel técnico y responsabilidad alcanzado por la industria nacional en misiones de exploración planetarias”.

Con todos estos desarrollos como carta de presentación, LIDAX tiene previsto participar los próximos 14-16 de marzo en el seminario organizado por la Agencia Espacial en Noordwijk (Holanda), donde presentará algunos de los resultados de la campaña de ensayos de calificación del mecanismo de enfoque automático.

LIDAX

Empresa 100% española nacida en el año 2000 como el proyecto de dos ingenieros emprendedores. En la actualidad da trabajo a 45 ingenieros y técnicos cualificados. La compañía, ubicada en Paracuellos del Jarama - Madrid, cuenta con laboratorios y salas limpias de integración y ensayos, para pruebas funcionales de mecanismos espaciales y unidades ópticas.

La empresa, referente internacional en optomecánica, es conocida por su trabajo en misiones como Bepicolombo (FPA MIXS-C & T), Earthcare (CAS-ATLID), Exomars (iOH y AF-RAMAM) o el Meteosat de Tercera Generación (TO-MTG), entre otros.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.