Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Global Training Aviation certifica con la administración de Costa Rica su nuevo simulador de vuelo A320 de Bogotá

GTA ha anunciado que su nuevo simulador de vuelo A320 Full Flight Simulator level D, fabricado por Indra y ubicado en su sede colombiana, en Bogotá, ha sido certificado por la Dirección General de Aviación Civil de Costa Rica y ya está listo para iniciar el entrenamiento.

El A320 es uno de los aviones de pasajeros más vendido del mundo, utilizado por las aerolíneas más importantes, entre ellas la colombiana Avianca. La certificación de nivel D del simulador, la máxima posible, hace que una hora de vuelo a bordo equivalga a efectos de formación a una hora real de vuelo. El sistema replica con total realismo el comportamiento de la aeronave.

Los pilotos entrenan situaciones imposibles de reproducir en el aire, como puede ser el fallo de un motor o un aterrizaje de emergencia. También practican aterrizajes en cualquier aeropuerto del mundo, en todo tipo de condiciones climatológicas. Este simulador de vuelo es el sexto FFS de la compañía (todos ellos de nivel D) y tercero del modelo A320 (uno en España y otro en Indonesia). El centro cuenta también con 2 simuladores ATR level D (ATR 72-500 y ATR 72-600) y un B737.

En enero de 2018, Indra y GTA cerraron una alianza para reforzar su posición de liderazgo en el mercado mundial de simulación y formación de pilotos. La tecnológica tomó una participación del 35% en el capital de la academia. Se ha asegurado así una demanda sostenida como fabricante de simuladores y la visibilidad de negocio necesaria para planificar las mejoras que garantizan que sus sistemas siempre serán los más avanzados.

Por su parte, GTA ganó el respaldo de una empresa con presencia global consolidada, que cuenta con oficinas en más de 40 países y actividad en 140. Esto está facilitando su expansión mundial. En este sentido, cubre ya la formación en Asia, Europa y ahora también Latinoamérica a través de sus instalaciones en Indonesia, España y Colombia, todas ellas dotadas de simuladores de Indra.

Indra por su parte expande la posición que mantenía como fabricante de simuladores para entrar también en el negocio de la formación. De esta forma el tamaño del mercado potencial al que puede acceder se multiplica hasta los 3.000 millones de dólares al año, aproximadamente.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.