Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El futuro de la industria aeronáutica según Fernando Alonso

El responsable de Military Aircraft en Airbus Defence and Space y máximo responsable de Airbus en España ha expuesto la situación actual y los retos futuros de la industria aeronáutica y de Airbus como la transformación digital.

Airbus nace en 1972 como una start-up europea de alta tecnología frente a la competencia estadounidense, ofreciendo productos más innovadores y con mayor contenido tecnológico, como principales factores de crecimiento. Por ello se puede considerar que Airbus es “nativa digital” prácticamente desde su nacimiento, lo que no evita que tenga que enfrentarse a los retos actuales en materia tecnológica como la integración de las tecnologías de gran consumo que ahora van por delante de la propia industria aeronáutica.

Un ejemplo es el desarrollo de las cabinas para el pasaje, que deben ofrecer los mayores estándares no solo en habitabilidad y confort para el usuario sino ofrecer servicios tecnológicos o contenido multimedia al propio usuario.

Unido al cambio tecnológico está el cambio cultural resultante de esta transformación digital, por lo que la empresa busca la mejor forma de que puedan coexistir dos generaciones y culturas distintas, evitando la formación de “silos” en el proceso de cambio cultural. La empresa trabaja mucho este aspecto basándose en los valores y facilitando la cultura del feedback, aunque este sea siempre más fácil en términos positivos que negativos.

El futuro

El transporte de carga se duplicará en los próximos 20 años y hay países como India o China que demandan cada vez más aviones, hasta el punto de que se calcula que se necesitan 35.000 aviones civiles en los próximos años. Airbus trabaja además en la sostenibilidad y eficiencia de sus productos apostando a largo plazo por la incorporación de la propulsión eléctrica.

Los aviones deberán ser más eficientes en términos de consumo de combustible, más sostenibles respecto al medio ambiente y más reciclables. Para ello se están modernizando los procesos de fabricación, se está apostando por la inteligencia artificial para la optimización por ejemplo del mantenimiento predictivo (permite saber cuándo va a fallar algo antes de llegar a las horas acordadas de revisión), los aviones serán más “inteligentes” y se prestarán nuevos servicios como los derivados de la nueva movilidad aérea urbana, que requiere de plataformas para el transporte individualizado en las grandes y congestionadas ciudades.

Alonso puso como ejemplo el acuerdo con Amazon en Singapur para desplegar una flota de drones para el reparto de productos a los clientes desde los barcos que no han llegado a puerto, buques que pueden tardar hasta tardan una semana debido a la congestión del puerto. Para ello hace falta apostar por la innovación tecnológica también desde la administración, por ejemplo con autoridades legislativas locales o de control de tráfico aéreo que permitan este tipo de actuaciones.

El Brexit

Alonso reconoció que Airbus está preparada para todos los escenarios que pueda plantear el Brexit pues ha hecho sus deberes. En este sentido destacó que las operaciones basadas en la libre circulación, por ejemplo el transporte de componentes entre plantas del grupo con los aviones Beluga no puede demorarse una o dos horas por trámites aduaneros que resultarían del establecimiento de nuevas fronteras en Europa. Por ello se han dejado en el aire futuras inversiones del grupo en Reino Unido según se comunicó recientemente, si el período de transición previsto para que el país deje la Unión Europea (diciembre de 2020) sigue adelante.

Propulsión eléctrica

Aunque la propulsión eléctrica no es la solución a corto plazo, Airbus trabaja en la propulsión eléctrica para aeronaves de gran tamaño, de hecho están en marcha pruebas con un avión BAe146 en el que se ha reemplazado uno de sus cuatro motores por un E-Fan eléctrico. Sin embargo Alonso apuesta por aplicar otras medidas a corto plazo como la mejorar de la eficiencia de los actuales motores, resultando por ejemplo en la familia Neo de motores más eficientes y con menores consumos, resultado de aplicar nuevos materiales, nuevos diseños y llevar los materiales actuales a su máximo rendimiento. Igualmente la mejorar de la aerodinámica de los aviones actuales redunda en consumos menores, hasta el punto de que algún aviones actuales de Airbus realizan vuelos de largo alcance consumiendo una cuarta parte del combustible que usaba su equivalente en la década de los ochenta. Otra opción pasa por ejemplar sistemas eléctricos para tareas auxiliares como unidades de potencia auxiliar, evitando usar los motores principales en tareas como las que se llevan a cabo en tierra, véase el uso de aire acondicionado o la generación de corriente eléctrica para los sistemas. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Alonso junto a los representantes de los patrocinadores (Executive Forum)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.