Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Las claves de los retrasos en el despegue del espía espacial Paz

La falta de explicaciones oficiales sobre los 5 aplazamientos en el despegue del lanzador Falcon 9 de SpaceX que debe poner en órbita el satélite espía radar español Paz se deben principalmente a que se trata de una misión experimental sujeta a estrictas restricciones.  ¿En qué consiste la prueba? La misión F9-50 de SpaceX que debe situar al satélite español a una altura de 514 kilómetros pretende recuperar intactas las dos mitades de la nueva, más grande y más resistente cofia 2.0, la parte superior del cohete con forma de cono o punta de flecha.

Su función es albergar y proteger a los satélites durante su viaje al espacio y su coste ronda los 5 millones de dólares, lo que para la política comercial low cost del magnate Elon Musk supone que se trata de un componente que debe ser recuperado y reutilizado con el fin de abaratar precios.  Space X ya ha intentado en varias ocasiones la recuperación de las cofias estándar ‒la última vez en el éxitoso vuelo del Falcon Heavy el pasado 6 de febrero‒, pero todavía no ha logrado ninguna recuperación completa.

El multimillonario aspira a conseguir su proposito en el vuelo del Falcon 9 y Paz de mañana, 21 de febrero. Programado el disparo para las 06:17 horas en la costa Oeste ‒15:17 hora peninsular‒, en caso de surgir alguna incidencia que impida el despegue, SpaceX lo intantaría de nuevo al día siguiente, 22 de febrero, con el mismo horario.  Los 5 retrasos provocados por Space X se deben a las anomalías detectadas en los reiterados ensayos efectuados en hangar y también en la propia la rampa de lanzamiento. Estos fallos implican que los equipos mecánicos y el software que controlan la apertura de las dos partes de la nueva cofia 2.0 no se encuentran a punto, al menos en los dos meses últimos.

Ese es uno de los motivos por el que Hisdesat ‒la compañía público-privada propietaria de Paz‒, ha considerado conveniente suscribir una poliza de seguro por valor de 160 millones de euros, el coste del satélite. El otro motivo para asegurar el satélite es que la primera etapa del Falcon es de segunda mano. Se trata de la etapa catalogada B-1038, que ya propulsó con éxito el 26 de agosto de 2017 al satélite de observación óptica taiwanés Formosat-5 hasta una órbita a 720 kilómetros de altura.

Lo que ha venido a avalar la bondad de cubrir el vuelo de Paz con una poliza de seguro es el fracaso de la puesta en órbita por un Falcon 9 del misterioso satélite militar Zuma, del que se desconocen sus prestaciones y su misión. Ocurrido el pasado 6 de enero, el fallo se presume que ha sido debido a una separación defectuosa del satélite del adaptador de carga que lo sujetaba al cohete. Al firmar el contrato con SpaceX a principios de 2017, Hisdesat era consciente de los riesgos que asumia. Pero el retardo de 4 años respecto al calendario previsto le apremió a optar por el único lanzamiento disponible de SpaceX ‒un vuelo de prueba con satélites experimentales a bordo‒ lo que le permitía saltarse la larga lista de espera existente.

Cómo se recupera la cofía del Falcon 9

A los 2 minutos y 56 segundos del despegue, a menos de un centenar de kilómetros de altura, el cono protector se abrirá en dos mitades, que descenderán secuencialmente a la Tierra sustentadas por paracaidas. Los equipos de ingenieros de SpaceX han montado sobre un barco bautizado Mr. Steven un conjunto de 4 barras metálicas articuladas que sujetan una amplia red, cuya finalidad es atrapar las 2 mitades de la cofia antes de que caigan y se hundan en el océano Pacífico.

No será hasta 10 minutos y 58 segundos después del despegue cuando un sistema neumático empuje al satélite Paz al espacio exterior. Posteriormente, serán impulsados los 2 pequeños compañeros de viaje gemelos ‒MicroSat 2a y Microsat 2b‒ que viajan al espacio alojados debajo de Paz. (Juan Pons, analista de asuntos espaciales y defensa)

Fotografías:

·Lanzador Falcon 9 con Paz en su interior, que me ha llegado hace 1 hora

·Dos imágenes del singular barco encargado de recuperar la parte alta en su caída al mar


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.