Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ministerio de Defensa, la Armada y Navantia aprueban la Revisión Preliminar del Diseño de los dos nuevos Buque de Acción Marítima

(defensa.com) Los días 7,8 y 9 se produjo en la madrileña sede del Ministerio de Defensa una reunión entre el Ministerio de Defensa, la Dirección General de Armamento y Material (DGAM), la Armada y el astillero Navantia para la aprobación de la Revisión Preliminar del Diseño (PDR) de los dos nuevos Buques de Acción Marítima (BAM) que se están construyendo actualmente para la Armada. La Revisión Preliminar de Diseño cubre la revisión de la documentación del Proyecto Funcional y la documentación del programa, siendo una suerte de auditoría técnica de apoyo a la construcción. Entre sus objetivos están demostrar la madurez del diseño que permita consolidar la fase de construcción o conformar y aprobar una “base line técnica” del proyecto.

Se materializa en una serie de documentación relativa al contrato y la guía del contrato, otra que define la funcionalidad de los sistemas del buque, los planes que regirán el desarrollo de las actividades de diseño y construcción, los análisis, estudios e informes correspondientes a las diferentes áreas del diseño, además del análisis de riesgos y cumplimiento de requisitos. Los dos buques en construcción son de la versión oceánica como los cuatro ya en servicio de la primera serie y compartirán prácticamente las mismas características que estos, con cambios derivados de la obsolescencia de equipos y adaptados a nuevas reglamentaciones. Sin embargo está pendiente la definición de otras variantes específicas que formarían parte de la familia BAM como la de rescate y salvamento.

Estos dos buques corresponden a la denominada segunda serie y continúan la primera que se materializó en las cuatro primeras unidades realizadas entre 2006 y 2012. Uno de los buques se construye en el astillero de Navantia en San Fernando (Cádiz) y el otro en la Ría de Ferrol, donde acumularán 2,2 millones de horas de trabajo entre las del astillero público y las de la industria auxiliar.  

La Armada incluyó al comienzo del programa BAM las versiones hidro-oceanográfico, la de obtención de inteligencia y la de apoyo a buceadores y cifró sus necesidades en once BAMs entre las versiones de patrulla oceánica (denominados clase Meteoro en la Armada) y las versiones específicas. Las seis primeras unidades (cuatro en servicio y dos en construcción) corresponderían a las de diseño inicial, quedando otras cinco unidades para las versiones específicas, repartidas posiblemente entre dos de hidro-oceanográficos, dos de apoyo a buceadores (necesarias una vez que entren en servicio los submarinos S-80) y una de obtención de inteligencia que sustituya al buque A-111 Alerta. En cualquier caso, esta planificación estará sujeta realmente a las disposiciones presupuestarias de la Armada y del Ministerio de Defensa.

En julio del año pasado el Consejo de Ministros autorizó a Defensa la contratación de dos nuevos Buques de Acción Marítima por 333,48 millones, lo que determina un coste unitario estimado de 166,74 millones de euros. El Programa incorpora importantes novedades tecnológicas que incluyen desarrollos de I+D. Además, afectará a la mayoría de líneas de actividad de la compañía, ya que también dará trabajo a los negocios de Motores de Cartagena, Turbinas de Ferrol, o Sistemas de San Fernando y Cartagena. Posteriormente, en diciembre se inició el proceso de corte de chapa en los astilleros de la Bahía de Cádiz y la Ría de Ferrol y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo suscribió un convenio de colaboración con Navantia para la prefinanciación del programa mediante anticipos reembolsables a interés cero en anualidades desde 2014 hasta 2.019. (J.N.G.)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.