Miércoles, 10 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Rusia e India refuerzan sus lazos militares sobre la base de compras de armamento millonarias

En la reciente cumbre ruso-india se firmó un plan de cooperación técnico-militar para 2021-31 entre el jefe del Servicio Federal de Rusia para la Cooperación Técnico-Militar (FSVTS), Dmitry Shugaev, y el viceministro de Defensa de la India para adquisiciones militares, Kant Rag, en presencia del ministro de Defensa ruso, general sw Ejército Sergei Shoigu, y su contraparte indio, Rajnath Singh.

Una reunión entre el presidente ruso Vladimir Putin y el primer ministro indio Narendra Modi selló el hecho de que Moscú sigue siendo el socio estratégico de Nueva Delhi en defensa y producción militar. Según el Kremlin, el acuerdo contempla ejercicios militares y entrenamiento de personal, así como transferencia de tecnología y desarrollo y producción conjuntos de sistemas de defensa, incluidos los de terceros. Según el embajador de India en Moscú, Bala Venkatesh Varma, en 2018, la cantidad total de contratos de defensa entre las dos naciones fue de entre 2.000 y 3.000 millones de dólares.

La escala actual de acuerdos concluidos ha alcanzado la cantidad de 14.000 millones, según reveló Dmitry Shugaev, quien también anunció el volumen total de los pedidos de India a Rusia desde 1991 asciende a 70.000 millones de dólares. hay que recordar el contrato de cinco regimientos de sistemas de defensa aérea de largo alcance Almaz-Antey S-400 por valor de más de 5.000 millones, con la entrega de los primeros lotes en este mes de diciembre.

Según Alexander Mikheev, director ejecutivo de Rosoboronexport, cientos de cazas multirrol de Sukhoi y más de 2.500 carros de combate se produjeron en India bajo la licencia de Moscú. La cooperación a largo plazo con la HAL (Hindustan Aeronautics Ltd.) continúa con la producción bajo licencia del avión más masivo de la Fuerza Aérea India: el Su-30MKI, del cual se han producido más de 220 unidades.

Para el Ejército, la planta de HVF ha producido 900 carros de combate T-90 y 1.500 T-72M1. Ya se han producido alrededor de T-90S y T-72M1, según Mikheev, que también mencionó la munición Mango, fabricada en serie en las fábricas de artillería del Ministerio de Defensa de la India. Hizo hincapié en que India siempre ha sido y sigue siendo uno de los principales compradores de equipos rusos durante décadas. El principio fundamental de cooperación se basa en el programa« “Make-in-India” anunciado por el Gobierno y aplicado con éxito por la industria. Rosoboronexport ha estado haciendo esto durante mucho tiempo y realmente tenemos algo de lo que estar orgullosos. Rusia es el primer país que ha iniciado una cooperación a gran escala con la India en el formato de transferencia de tecnología y organización de la producción de productos desarrollados por Rusia en empresas indias, dijo el jefe de Rosoboronexport.

Señaló que se realizan consultas sobre la actualización de los T-90. Se han realizado pruebas preliminares de varios sistemas modernizados instalados en los tanques asignados por la parte india. A los resultados seguirá una decisión sobre la instalación de ese paquete de actualización. En total, más de cien proyectos están en curso, creando una enorme reserva para el desarrollo de las industrias de alta tecnología en ambos países en el futuro, enfatizó Mikheev.

También afirmó que Rosoboronexport participará en la licitación de carros de combate ligeros de la India con el anfibio Sprut-SDM1 del holding de Armas de Alta Precisión. Rusia incluso ofrecerá la transferencia de tecnología y, muy probablemente, la localización de varias unidades de producción ", dijo, recordando que es el único vehículo de combate anfibio ligero de su clase con la potencia de fuego de un carro de combate principal, armado con un cañón de 125 mm., que puede emplear toda la munición producida en la India para los T-72M1 y T-90S.

Rusia confirma su disposición a garantizar en un plazo de dos a tres años la producción a gran escala de la última versión de los fusiles de asalto de Kalashnikov, prosiguió Mikheev. En la primera fase, los AK-203 se fabricarán en la India con diversos grados de nacionalización y luego comenzará la construcción a gran escala. Las primeras 120.000 unidades del AK-203 se producirán en India con un aumento paulatino en la nacionalización del 5 al ​​70 por ciento. El resto se hará con el 100 por ciento, aseguró el director de Rosoboronexport.

La empresa conjunta Indo-Russian Rifles y el Ministerio de Defensa de la India firmaron un contrato el 6 de diciembre para la producción de más de 600.000 en Corva para armar a las Fuerzas Armadas y de seguridad. Por lo tanto, la India puede convertirse en el primer país extranjero en producir la serie 200 de los fusiles de asalto de Kalashnikov.

Fotografía: El “Sprut-SDM1” (foto HPW).

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.