Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Armada rusa se reforzará con tres corbetas de la clase “Karakurt”

La Marina Militar de la Federación de Rusia recibirá  tres corbetas de la clase “Karakurt” (Proyecto 22800) entre finales de este año y el próximo según la agencia rusa TASS, que cita fuentes de la industria. Se entregarán así este año las corbetas “Tsiklon” (número de casco 801) y “Burya” (257), mientras que en 2022 se espera otro buque de esta clase, que será denominado “Askold” (802).

En el astillero Butoma, en Kerch (península de Crimea), se están construyendo dos de estas corbetas del Proyecto 22800 según designación local, las “Askold” y la “Tsiklon”. Paralelamente, el gemelo navío de combate ligero “Burya” se está finalizando en el astillero Pella, en San Petersburgo. Cada una de ellas estará armada con ocho misiles Oniks (SS-N-26 Strobile  según código OTAN) o Kalibr-NK (SS-N-27 Sizzler), que se alojan y dispararan desde un sistema de lanzamiento desde células verticales o Vertical Launching System (VLS).  Así mismo cuentan el sistema antiaéreo de  misiles/cañón Pantsy-M,  la versión naval del Pantsyr, que tiene un alcance de 20 km.

Actualmente, la Armada rusa opera tres de estos navíos de escolta del Proyecto 22800: la” Mytishchi” (251), la “Sovetsk” (252) y la “Odintsovo” (254), todas ellas asignadas a su Flota del Báltico, razón por la que llevan el numeral de casco del 251 en adelante. En total se construirán 18 buques de guerra de este tipo, que se repartirán a partes iguales entre las Flotas del Pacífico (numerales a partir del 201), del Báltico y del Mar Negro (numerales del 801 en adelante).

Las corbetas antimisiles de la clase “Karakurt” del proyecto 22800 son un diseñó de los  Oficina Central de Diseño de Ingeniería Marina Almaz, con sede en San Petersburgo (que forma parte de la Corporación Unida de Construcción Naval), se caracterizan por su alta navegabilidad y sus características de manejo. Se basan en las tecnologías nacionales más avanzadas que permiten su funcionamiento eficaz dentro de los grupos de trabajo o task force de la flota tanto en las latitudes septentrionales (incluso polares) como meridionales.

Las corbetas de la clase “Karakurt” desplazan unas 860 toneladas, desarrollan una velocidad de más de 30 nudos y su capacidad de operar sin repostar en el mar es de 15 días. Están una serie de buques de guerra rusos multipropósito, además de con los citados misiles, están armados con distintos sistemas de artillería, como el sistema principal, como es el cañon automático  AK-176MA de 76,2 mm y dos ametralladoras pesadas  Kord de 12.7 mm. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Rusia tendrá tres nuevas corbetas del Proyecto 22800, en la imagen la que será la sexta, la “Burya”. (foto Mil.ru)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.