Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Inédita imagen de un UH-60 Black Hawk, stealth (fantasma) para fuerzas de operaciones especiales

Desde que el 2 de mayo de 2011 un comando de las fuerzas especiales de Estados Unidos asaltó la residencia del terrorista Bin Laden, ha habido muchas conjeturas sobre los helicópteros Black Hawk participantes en el raid, uno de los cuales se perdió durante la operación.

La imagen, publicada por el medio norteamericano War Zone, muestra ahora la primera imagen de los que sería una versión modificada del helicóptero Sikorsky UH-60 Black Hawk, con características de baja firma radar o stealth (fantasma), como se denomina internacionalmente, versión/desarrolla previa a los aparatos implicados en la operación.

Este altamente secreto modelo de aeronave stealth de ala rotatoria se hizo mundialmente famoso el 2 de mayo de 2011, cuando transportó al equipo operativo de las fuerzas especiales de la US Navy (Armada de los Estados Unidos), los SEAL (Sea, Air and Land) que al final mataron a Osama Bin Laden, fundador del grupo terrorista islámico al-Qaida.

En la incursión militar de Estados Unidos en el complejo en Abbottabad (Pakistán), propiedad del terrorista saudí, que se lanzó desde Afganistán, participaron al menos dos unidades de la versión modificada del helicóptero Sikorsky, específicamente creada para los operadores de las fuerzas especiales o SO (Special Operations) de Estados Unidos, además de dos Boeing MH-47G Chinook.

En la imagen podemos ver una versión especialmente modificada de la versión de guerra electrónica del Black Hawk denominada EH-60, diseñada para localizar, clasificar e interferir el tráfico de señales enemigas, además de aplicarse en su revestimiento de tecnologías furtivas para evitar ser detectados por los sensores enemigos, especialmente por los radares. Las modificaciones más obvias son las de la parte delantera del fuselaje y la zona superior. donde se ubican las turbinas, las tomas de aire y, por supuesto, el rotor con los mecanismos bien cubiertos, todo de diseño facetado.

Las complejas máquinas totalmente stealth, como las que se emplearon en el asaltó la casa de Bin Laden en el 2011, están más allá del de la imagen, provisto de kits externos. Así, los empleados en el histórico asalto, estarían totalmente rediseñados, utilizando la menor cantidad de materiales metálicos posibles, no solo en el revestimiento del fuselaje, sino también en su estructura. Además están pintados con la denominada RAM (Radar-Absorbent Material) y tienen un  diseño facetado para reflejar las ondas radar lejos del emisor enemigo.

Si durante la misión de captura de Bin Laden uno de los helicópteros no hubiera sido derribado, no se sabría nada de esta aeronave de operaciones especiales, ya que nunca se dio información sobre el desarrollo de ese tipo de helicóptero.

En el diseño se tendría el precedente, entre 1996 y 2004, del Boeing-Sikorsky RAH-66 Comanche, un helicóptero de reconocimiento y ataque armado stealth desarrollado a  instancia del US Army (Ejército de los Estados Unidos). El 23 de febrero de 2004 el Army anunció la finalización del programa, tras afirmar que el RAH-66 requeriría numerosas actualizaciones, muy costosas, para ser viable en el campo de batalla, buena parte de las tecnologías desarrolladas se habrían aplicado en los Black Hawk. También se habrían aplicada las tecnologías desarrolladas para otros helicópteros, como los Bell OH-58X Kiowa y el Sikorsky S-75.   (Julio Maíz Sanz)

 

Foto: Helicóptero Black Hawk EH-60 modificado con estructuras “Stealth”.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.