Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La fragata rusa “Almirante Essen” pisándole los talones al destructor norteamericano “Donald Cook”

Aunque las misiones de seguimiento entre navíos de combate de diferentes naciones rivales son habituales, rara vez se pueden apreciar en una foto, como la captada en el Estrecho del Bósforo (Turquía) el pasado 1 de marzo con el destructor de la US Navy (Armada de Estados Unidos) USS “Donald Cook” (DDG75) y la fragata rusa “Almirante Essen” (751). El  diario turco Aydinlik ha publicado un video del momento, que muestra como entra en el Estrecho turco el navío estadounidense y, pocos minutos más tarde, lo hace la fragata rusa pisándole los talones.

 

Durante la travesía del Bósforo, como es habitual, ambos navíos de combate iban acompañados por las patrulleras del Mando de la Guardia Costera turca o SGK (Sahil Güvenlik Komutanlığı). El DDG75, que tiene sede en la Base Naval de Rota (Cádiz), navegaba  desde el Mar Negro, por los estrechos turcos (el del Bósforo y el de Dardanelos) hacia el Mar Egeo, tras cumplir una misión en este escenario en apoyo a los aliados y naciones amigas de la OTAN.

 

El USS “Donald Cook” entró en el Mar Negro el 19 de febrero, donde, tras operar con la Marina de Rumania y visitar la Base Naval de la ciudad rumana de Constanza, navegaba hasta el ucraniano de Odessa, permaneciendo allí hasta el 28 de febrero.  Durante su estancia en este gran puerto, el navío de combate de las “barras y estrellas” fue visitado por el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko. A bordo del destructor, el líder ucraniano se reunió con el representante especial del Departamento de Estado de Estados Unidos para Ucrania, Kurt Walker.

 

En su camino de salida del Mar Negro, el destructor norteamericano fue seguido muy de cerca por la moderna fragata del Proyecto 11356 de la Armada rusa, la “Almirante Essen”, que fue entregada a la Armada de Rusia el 7 de junio de 2016. Este navío asignado a la Flota del Mar Negro abandonaba la principal base de esta fuerza naval, la de Sebastopol, el 28 de febrero para iniciar un despliegue en el Mar Mediterráneo, con la misión principal de relevar, una vez en el Mare Nostrum, a su “gemela”, la “Almirante Makarov”. De hecho esta última fragata cruzaba de vuelta el Estrecho de Bósforo el pasado día 4 de marzo camino de la mítica base de Sebastopol, sita en la Península de Crimea, que Rusia ocupó en 2014.

 

El USS “Donald Cook” es uno de los cuatro destructores de la clase “Arleigh Burke” con base en la ciudad gaditana de Rota, cuya misión oficial principal es servir de escudo antimisiles, pero que de hecho se han convertido en un elemento esencial de la potencia naval de los Estados Unidos y la OTAN en Europa.

 

El tráfico naval militar en los estrechos turcos se han intensificado mucho, tanto por parte de la OTAN camino del Mar Negro. tras la crisis de Ucrania/Crimea de 2014, como en sentido contrario por los rusos, tras el inicio de la Guerra Civil de Siria en 2011. (Julio Maíz Sanz).

 

Fotografía: El destructor norteamericano “Donald Cook” (primer plano) seguido por la fragata rusa “Almirante Essen”.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.