Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Así es el nuevo vehículo de combate polaco

La necesidad del Ministerio de Defensa de Polonia de renovar algunas de sus capacidades militares, sustentadas ahora en equipos de origen soviético, les está llevando a impulsar programas de compra en el exterior y desarrollos surgidos de su propia capacidad industrial. Una empresa local, conocida con las siglas HSW (Huta Stalowa Wola), es la responsable del desarrollo de un concepto, del que ya conocimos en 2017 algunos bocetos que aproximaban lo que pretendían conseguir y vimos una maqueta conceptual de un modelo básico, que es ya una realidad y ha sido presentado, en lo que es su propuesta más evolucionada próxima a la que entraría en producción próximamente, en la feria que tuvo lugar hace unas semanas en Kielce. Se le conoce como Borsuk y es un vehículo de combate de Infantería avanzado que sigue la línea de otros conceptos surgidos en los últimos tiempos.

Comprende una barcaza evolucionada para hacer frente a las amenazas propias del combate y a amenazas de enfrentamientos de tipo híbrido, destacando en este VCI, de líneas compactas pero potentes, una torre de bajo perfil que incluye una pieza principal de 30mm y un lanzador doble en su costado para la gestión del misil contracarro Spike que ya es usado por los polacos. En el mismo, que pesa unas 25 toneladas, destacan aportaciones como que es anfibio para poder superar cursos de agua y que ha sido concebido con un tren de rodaje que le da una notable movilidad.

Como novedad tecnológica se ha optado por incorporar una cadena de goma y materiales compuestos tipo CRT (Composite Rubber Track) obra de la canadiense Soucy Group. Este conjunto es una aportación que reduce notablemente los costes de mantenimiento y operación, aportando también una menor rumorosidad en los desplazamientos.

Los polacos, que pretenden impulsar la producción de la preserie del Borsuk a partir de 2019, están muy interesados en él, pues muchas compañías locales tienen aportaciones en diversos subsistemas o han participado en la fase de Investigación y Desarrollo gracias a partidas presupuestarias generadas desde el Ministerio de Defensa de Polonia. Uno de los conceptos más interesantes es la torreta, llamada ZSSW-30. Está controlada de modo remoto por operadores situados en la barcaza, lo que reduce la altura del conjunto y le brinda un mayor nivel de supervivencia. Los sensores que incorpora son en buena medida una aportación de la propia industria local polaca que incluso ha puesto punto un sistema de control de la batalla propio (BMS, Battle Management System) y una serie de equipos de protección activa.

El Ejército polaco aspira a ir incorporando varios lotes de este avanzado concepto durante los primeros años de la siguiente década -se habla de que sería a partir del 2022-, contemplándose unas compras que pueden llegar al medio millar de ejemplares o a un número mayor si lo permite la situación económica futura. (Octavio Díez Cámara)

Fotografías:

·El planteamiento polaco busca aprovechar esfuerzos en programas anteriores para poner a punto su futuro vehículo de combate de Infantería. (Souzy)

·HSW fabricó los BMP-1 experiencia que les está ayudando en el objetivo actual alrededor del Borsuk. (HSW)

·Se acaba de presentar la versión más reciente del Borsuk que incluye cadenas de goma para hacerlo más efectivo y discreto. (Souzy)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.