Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Claves de la compra de Typhoons y Super Hornets para la Luftwaffe

El proceso de renovación de las capacidades aéreas de la Fuerza Aérea Alemana contempla la sustitución de los veteranos Panavia Tornado y las versiones iniciales del Eurofighter por nuevos aviones. Mientras, el compromiso alemán con Francia y España en torno al Futuro Sistema de Combate Aéreo (FCAS) se mantiene según confirma el propio Ministerio de Defensa al término de afirmar que este “no está en peligro”.

En una comunicación de este mismo martes, el Ministerio de Defensa alemán ha confirmado algunas de las informaciones surgidas en fechas recientes, como la adquisición de 93 Eurofighter Typhoons con “capacidades avanzadas” y 45 Super Hornets de la estadounidense Boeing para reemplazar al Tornado en las misiones nucleares y de combate electrónico.

El sustituto del Tornado tiene que comenzar a adquirirse en 2025 puesto que tras cuarenta años de servicio urge su reemplazo como muy tarde en 2030. Se trata de aviones que tienen asignada entre otras misiones, el empleo de bombas nucleares en el marco de los requerimientos del Libro Blanco de la Defensa alemán y de los compromisos con la OTAN, además de las de Combate Electrónico y Reconocimiento (ECR).

Como el FCAS no estará listo hasta 2040, se torna necesario una solución que el Bundeswehr llama “puente” basada en productos “completamente desarrollados y disponibles en el mercado” como el F/A-18E/F Super Hornet de Boeing.

Este comunicado del Bundeswehr tiene lugar el día 22 después de que el mismo miércoles la ministra de Defensa Annegret Kramp-Karrenbauer presentara la propuesta al Comité de Defensa del Bundestag. Se prevé que esta propuesta sea aprobada en 2022 o 2023 como muy tarde.

Un análisis en detalle

La propuesta alemana se ha ido conociendo y confirmando en fechas recientes y pasa por cumplir varios requisitos como son la diversificación de las fuentes de procedencia de los equipos, no apostando por un único proveedor y por otra parte, la urgencia en la adquisición de unos medios que no pueden esperar un plazo de desarrollo, algo que rompería la tradicional hegemonía de los productos desarrollados en Europa como los de primera y casi exclusiva opción.

La propia ministra habría valorado esta propuesta como “razonable” en su carta al Comité de Defensa según ha informado la agencia Reuters que habría tenido acceso al documento.

Según fuentes alemanas, el programa de renovación se basa en la adquisición de  93 Eurofighter Typhoons repartidos entre 38 aviones de la Tranche 4 con los que reemplazar a los veteranos Tranche 1, otros 40 Eurofighter Typhoon adicionales, otros 15 configurados en misiones de ataque electrónico o ECR y 45 Super Hornet de Boeing, repartidos entre 30 Super Hornets capaces de operar armamento aire-superficie nuclear y otros 15 Growler de guerra electrónica.

El hecho de que se superpongan aparentemente aviones de guerra y ataque electrónico basados en Eurofighter y en plataforma Super Hornet se debería a que el Growler es una versión ya desarrollada y de empleo inmediato mientras que la versión ECR del Eurofighter Typhoon tiene un plazo de desarrollo aún muy largo, dado que en parte sus tecnologías están basadas en lo que se estudia para el futuro FCAS. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El Growler de guerra electrónica dotará a la Lutfwaffe (Boeing)

El Eurofigher de Combate Electrónico o ECR (Airbus)

El Super Hornet será el vector de ataque nuclear alemán (Boeing)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.