Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Ser Ejemplo. Pequeños grandes líderes

A veces parece que los conceptos de liderazgo son puramente retóricos, académicos, con connotaciones utópicas y en cualquier caso dogmáticas; nada más lejos de la realidad si entendemos el liderazgo como un estilo de dirección que hace los procesos más eficientes y a las personas mejores y más felices. Este enfoque práctico y realista da un tremendo valor añadido al trabajo de Borja Milans del Bosch. En la búsqueda de la esencia del liderazgo, el autor bucea en las caras más íntimas, más personales y más necesitadas de desarrollo personal, quizá las caras más valiosas, más brillantes de ese diamante multifacético que es el liderazgo para desgranar un trabajo interesante, original y práctico. Con estas palabras, el almirante y ex-JEMAD Fernando García Sánchez, resume la idea central de este ensayo.

Destacamos esta obra porque su autor ha tenido una amplia experiencia en formación a mandos de los Ejércitos. Ha tenido la oportunidad de participar en numerosos cursos de capacitación sobre liderazgo en las Fuerzas Armadas, incluyendo habilidades de coaching a tropa y suboficiales, y liderazgo con herramientas de coaching a oficiales. También ha participado en el Curso de Ascenso a General (ESFAS), en la Academia de Infantería, la Academia de Aviación del Ejército de Tierra (ACAVET), el Arsenal de la Armada de Gran Canaria y el Regimiento de Artillería Antiaérea.

En "Ser ejemplo. Pequeños grandes líderes" ha querido plasmar un modelo de liderazgo personal que, por el gran acento humanista que tiene, aporta una perspectiva novedosa y enriquecedora al profesional sea cual sea la ocupación que tenga, su nivel de responsabilidad, el conocimiento que acumule, los años que lleve en ese trabajo o el número de compañeros que tenga. Es un modelo de liderazgo centrado por completo en la persona y en una dimensión trascendente de su quehacer, cien por cien aplicable a la vida profesional y también aplicable al ámbito particular, como lo ha sido en el ámbito de las Fuerzas Armadas.

En un equipo, las personas que inspiran deben crecer en cuatro grandes meta-competencias: una mentalidad positiva, que demuestren coraje ante situaciones de adversidad, que desplieguen valores humanos en su forma de comportarse y que sepan gestionar su propio "ego" entregando llaneza. La sutil diferencia estriba en que, en vez de esperar a que esto nos sea dado por otros, seamos todos y cada uno de nosotros los que iniciemos y pongamos en marcha el círculo virtuoso de aportar y entregar lo que estamos deseosos de recibir. La clave para el autor está en relacionarse con los acontecimientos o circunstancias -por adversas que sean- con la mejor mirada y perspectiva posible para con ello poner en juego todos nuestros recursos. Por supuesto, una cosa es ser positivo y otra muy distinta, vivir en una nube de autoengaño. Ante la adversidad, enseña que lo más importante reside en la forma en que nos entregamos a los proyectos y al trabajo que tenemos por delante: o nos entregamos de verdad o no nos entregamos; o le ponemos corazón a lo que hacemos o nos descorazonamos enseguida y nos desfondamos. También insiste mucho en los valores humanos, un aspecto esencial en la vida de las Fuerzas Armadas, fundamento de su ideario. En cuanto a la gestión del "ego" es tajante al afirmar que a todos nos gusta relacionarnos con personas llanas y cercanas; pues bien, seamos uno de ellos para facilitar que los demás se relacionen más y mejor con nosotros. (Gabriel Cortina)

Ser Ejemplo. Pequeños grandes líderes.
Borja Milans del Bosch  
Editorial Eunsa
176 páginas


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.