Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Así es el VAMTAC ST5 híbrido

Otra de las novedades expuestas en la feria Eurosatory de este año lo constituye el VAMTAC  ST5 de propulsión híbrida, del que nos hemos ocupado en diferentes ocasiones y que pudimos ver en persona el pasado 22 de mayo en la feria Madrid Auto 2018.

Se trata de un vehículo de propulsión híbrida y enchufable que tiene por objetivo principal aumentar su autonomía y permitir la circulación reduciendo las huellas acústica y térmica. Su desarrollo comenzó en 2015 en el marco del programa ATHEMTO (Aplicación de Tecnología de Tracción Híbrida Eléctrica a un vehículo Militar de Transporte Operativo), en el que han colaborado el Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y el fabricante del VAMTAC, UROVESA y que ha contado con la financiación del Ministerio de Defensa español.

Se ha trabajado en el bastidor, la carrocería, la tracción eléctrica, el sistema de administración de potencia y el almacenamiento eléctrico mediante baterías, sin olvidar los aspectos medioambientales o de seguridad. Se ha dotado al vehículo con un motor eléctrico para la tracción, un conjunto motor térmico-generador para la extensión de alcance y un conjunto de baterías. Se ha adoptado una configuración en serie, que no emplea el motor de combustión interna como propulsor, no está conectado a la transmisión y es empleado para generar electricidad que es almacenada en las baterías que alimentan al eléctrico.

Con esta configuración el objetivo principal es aumentar la autonomía, reduciendo el consumo final ya que el motor de combustión interna funciona al régimen óptimo constantemente y las variaciones de potencia son responsabilidad del eléctrico, que tiene un par constante a cualquier régimen de giro. Además, se pueden cargar las baterías del vehículo también conectándolo a la red eléctrica disponible o a cargadores específicos de mayor capacidad y que ofrecen un tiempo de carga reducido.

El INSIA ya desarrolló un vehículo cuya tecnología se ha aplicado a este programa como es el INNVEXTRAN (Tecnologías Innovadoras para el Desarrollo de un Vehículo Ligero Eléctrico Enchufable con Extensión de Rango), que fue puesto a punto entre 2012 y 2014. Se trata de un todo terreno Iveco Massif de chasis corto (versión actualizada del Land Rover y primo del Aníbal de Santana, en servicio en las Fuerzas Armadas españolas). Este vehículo tiene 76 CV, un par de 200 Nm y una autonomía en modo exclusivamente eléctrico de 60 km.

En este caso, con el VAMTAC, el resultado es un vehículo con una potencia de 200 kW. limitada electrónicamente, 1600 Nm. de par, 40 km. de autonomía en modo exclusivamente eléctrico, una velocidad máxima de 90 km/h, capaz de superar una pendiente del 60% y que puede funcionar en 3 modos: Full Electric, Low Hybrid y Full Hybrid.

La autonomía en modo híbrido es de 900 km. y mantiene la capacidad de carga de 1.100 kg. Un vehículo de propulsión híbrida puede aportar ventajas al entorno militar de dos tipos. En primer lugar, se puede desarrollar un sistema de propulsión con un consumo menor y una mayor autonomía, que ofrezca costes menores de operación a largo plazo. Por otra parte, los desarrollos ya existentes de propulsión híbrida para vehículos militares han sido adaptados para reducir las firmas de este, tanto acústicas como térmicas, de cara a su empleo por unidades de operaciones especiales. (José Mª Navarro García)

Fotografía: VAMTAC hibrido (Julio Maiz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.