Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Qué hacer con una vieja fragata holandesa y un montón de dinero

Aun teniéndolo delante, en el gaditano muelle Marqués de Comillas, cuesta creer que bajo la moderna apariencia del yate “Yas” se encuentra una veterana fragata holandesa, concretamente la “Piet Heyn” (F-811), botada en 1978, entregada en 1981 y que sirvió en la Armada Real de los Países Bajos hasta 1998.

Esta fragata antisubmarina de la clase Kortenaer fue entonces vendida a Emiratos Árabes Unidos cuya Marina la rebautizó “Al Emirat” (F-02) y la operó hasta 2005. En 2011 el astillero local ADMShipyards ubicado en Puerto Zayed puso en marcha el proyecto Swift 141 del estudio de diseño parisino Pierrejean Design que pasaba por convertir la fragata en el octavo yate más grande del mundo, tarea que se completó en 2013.

Del buque original solo es reconocible el afilado casco de acero que conserva el ancla encapillada a proa y su estrecha eslora de 14,4 metros en comparación con los diseños actuales. Los 130 metros de largo de la fragata no eran suficientes y se añadió una sección que alargó el casco hasta los 141 metros. Se da la circunstancia que para botarlo hubo que recurrir a un buque semisumergible como el Mighty Servant 3 puesto que no había zona de varada en el astillero para un buque tan grande.

El yate presenta una superestructura construida en materiales sintéticos y cristal de formas curvadas que destaca sobre todo por la cúpula de proa, donde se encuentra la suite principal y que está formada por más de 500 piezas de cristal. El yate cuenta con lujos como piscina, jacuzzi o helipuerto y puede acoger a 60 invitados además de los 56 miembros de la tripulación.

Dispone de dos motores que suman 10.500 caballos de potencia asociados a hélices e paso variable con los que alcanza los 26 nudos y cuenta con una hélice transversal a proa y otra a popa que facilitan las maniobras, siendo su desplazamiento de 5.002 toneladas. Se da la circunstancia de que el astillero compró también la otra fragata holandesa que sirvió también en Emiratos (la “Abraham Crijnssen”, rebautizada “Abu Dhabi”) y planea realizar una conversión similar bajo el proyecto Swift 135.

Aunque abanderado en las Islas Caimán, el buque pertenece al jeque Hamdan bin Zayed bin Sultan Al Nahyan, cuarto hijo del fundador de los Emiratos Árabes Unidos, Zayed bin Sultán Al Nahyan. Actualmente es el emir de la región occidental de Abu Dhabi aunque anteriormente fue viceprimer ministro y ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos. Es descendiente de la Bani Yas, una confederación tribal en la que se basa el origen de la nación y que da nombre no solo al yate, sino al conocido circuito de Fórmula 1 entre otras cosas.

Estancia en Cádiz

El buque recaló también en Cádiz en 2015 y lo ha hecho al menos en dos ocasiones este verano, realizando entre medias un desplazamiento al puerto de Barcelona. Actualmente navega a casi 19 nudos con rumbo al puerto de Tivat en Montenegro, teniendo prevista una parada en Porto Mirabello, Italia.

El verano pasado también se pudo ver al “Yas” dos veces en Cádiz, una en abril y otra en agosto, dándose el caso que durante su primera estancia en el puerto, hubo un problema de seguridad y una persona sin autorización consiguió entrar en el interior del buque, hecho que fue recogido por los medios locales. Entre las dos visitas se desplazó hasta Santa Cruz de Tenerife. El puerto de Cádiz habría sido elegido para operar habitualmente este buque dada su buena valoración para operar este tipo de embarcaciones y por la saturación de otros más cercanos. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·El impresionante yate Yas. Varias cometas con forma de aves rapaces mantenían alejadas a las gaviotas (autor)

·La espectacular cúpula de cristal (autor)

·Vista de la proa del Yas (autor)

·Completada su construcción, hubo que transferir el Yas al Mighty Servant 3 para poder botarlo (TTS International)

·El aspecto original de la fragata Piet Hein  (Armada de los Países Bajos)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.