Viernes, 1 de marzo de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

World Defense Show, escaparate de los esfuerzos de Arabia Saudí para lograr fuerza industrial de defensa

Presencia muy importante de la industria turca.

Tras 5 días de continua actividad, concluyó la exhibición World Defense Show (WDS), en el Centro de Exhibiciones y Convenciones de Riad, que abrió sus puertas el pasado 4 de febrero.

Teniendo en cuenta que se trata de la segunda edición de este evento, la organización puede considerarse notable, en unas instalaciones perfectamente adecuadas para la realización de este tipo de actividades, quizás la única desventaja sea su lejanía al centro de Riad, 70 km., lo que implica desplazamientos de como mínimo 50 minutos desde los hoteles hasta allí, a pesar del buen estado de las vías de comunicación.

Esta ubicación no obstante permite una amplia exhibición de medios aéreos, que alcanzaba a 50 aeronaves, así como una zona de medios terrestres, que acogió a más de 70 sistemas, entre vehículos y piezas de artillería, donde se realizaron demostraciones dinámicas.

Amplitud de espacio para la exhibición de equipos.

Lo primero que llamaba la atención era el nivel de seguridad, aunque no resultase en ningún modo agobiante para los participantes. Parte de esta seguridad la constituían el despliegue de baterías Patriot en las cercanías, precaución nada desdeñable ante el riesgo que los ataques de los rebeldes hutíes constituyen en estos momentos.

Si bien es cierto que no puede compararse con la cantidad de expositores presentes en las clásicas Eurosatory o IDS, la presencia de más de 750 expositores, representando a 49 países, y el nivel de participación de algunas empresas, consiguen que la feria sea un adecuado punto de encuentro para las empresas que en esta zona del mundo pretendan realizar actividades comerciales.

Destacó la importante presencia estadounidense, en la cual no faltaron ninguno de los grandes, importantísimos suministradores del país anfitrión, cuyo presupuesto de defensa en 2022 constituyó el quinto mayor del mundo tras Estados Unidos, China, Rusia e India, constituyendo el 23% de su presupuesto (para unas fuerzas armadas con 277000 miembros).

Una de las patrullas acrobáticas presentes.

Son tres los países sobre los que hay que destacar su participación: China, Turquía y Corea del Sur. El primero mostrando su total capacidad para proveerse mediante  empresas locales de cualquier tipo de material de defensa y su notable afán exportador, el segundo con productos propios a los que se añaden distintas colaboraciones internacionales, siendo ejemplo de ello la integración de torres de fabricantes europeos como Leonardo o John Cockerill en sus vehículos de combate, y cuya industria de defensa ha sido empezada a considerar seriamente por el resto de países entre otras cosas gracias al éxito de su dron Bayraktar en el conflicto entre Ucrania y Rusia.

El tercero, Cora del Sur, se ha convertido ya en suministrador en el entorno europeo y que  mostró algunos de sus proyectos estrella como el K9. El caso turco es llamativo al coexistir varias empresas dedicadas a los mismos segmentos de mercado, en particular vehículos de combate, muestra de la pujanza de la industria local, no faltaron allí Turkish Aerospace, Aselsan, FNSS, Otokar, Armelsan, Havelsan, Roketsan entre otros.

Las empresas de la federación rusa también se encontraban presentes, un esfuerzo importante teniendo en cuenta el enorme consumo interno que la situación en Ucrania implica. Pero no pasó desapercibido el poco interés que mostraron los visitantes a la feria en estas empresas, como Almaz o Rosoboronexport.

Destacada presencia de la industria surcoreana.

Esfuerzo industrializador en Arabia Saudí

La feria desde luego no deja de ser realmente un escaparate para los esfuerzos saudíes de industrialización, estando el pabellón 2 dedicado prácticamente en su totalidad a los distintos organismos y empresas que conforman el conglomerado de Defensa y Seguridad saudí. Este esfuerzo se ha visto respaldado por la colaboración de las distintas empresas occidentales de defensa que no han dudado en alcanzar acuerdos de colaboración, que, incluyendo transferencia de tecnología, permiten presumir al reino saudí de disponer hoy en día de una industria propia.

El esfuerzo saudí es parte del Programa económico de diversificación industrial denominado Visión 2030, uno de cuyos objetivos es conseguir que para ese año el 50 % de las adquisiciones de material militar se realicen en el mercado local, siendo los dos grandes motores de esta industria por un lado la Autoridad General para las Industrial Militares (GAMI), y por otro las Industrias Militares Saudíes (SAMI).

El objetivo de SAMI es conseguir que la compañía se encuentre dentro de las 25 primeras empresas de defensa del mundo en 2030. Actualmente son BAE Systems, Lockheed Martin y Boeing los grandes colaboradores con la industria saudí.

F-15 saudí.

Presencia española

Las empresas españolas participaron la mayoría agrupadas a través de TEDAE, con un impecable estand español, y otras de forma separada. Navantia la más exitosa en la región, además de su estand en el área española contaba con un importante estand adicional, siendo al mismo tiempo patrocinador del evento. A destacar como éxitos en estos días los suministros de Indra destinados a la Armada saudí, los nuevos contratos de NTGS y el acuerdo de colaboración entre SDLE y una de las empresas públicas paquistaníes para la modernización de vehículos de combate.

La feria fue también el marco para un nutrido calendario de conferencias, y foros, destacando el “Future Defense Leadership Forum”, que incluía paneles dedicados a la gestión de la tecnología de defensa, la gestión de personal, y a la innovación. También como muestra de los avances sociales en el Reino Saudí se incluyó el Forum “Mujeres en la Defensa”, se debe destacar en una zona notablemente conservadora algunos recientes hitos como son la primera mujer libanesa piloto, la primera mujer jordana piloto de F-16, la primera mujer piloto de combate en Bahréin, y la primera saudí astronauta.

Para el reino saudí la integración de la mujer es parte del antes mencionado Programa Visión 2030, y como parte de sus esfuerzos en este ámbito en enero de 2021 se creó la primera sección femenina en las fuerzas Armadas, permitiéndose ya desde septiembre del pasado año la participación de mujeres en unidades de primera línea. 

El aspecto más lúdico de la feria corrió fundamentalmente a cargo de brillantes exhibiciones aéreas de distintas patrullas acrobáticas, destacando la patrulla saudí (Saudi Hawks) con sus BAE Mk. 65A, sin lugar a duda un exitoso avión de instrucción, la turca (Turkish Stars) con sus veteranos F-5, así como de los algunos de los modelos de aviones más actuales, como el Eurofighter, F-15, y la presentación de la última versión del pakistaní JF-17C, desarrollado en colaboración con la industria china, cuyas evoluciones en el cielo podían ser seguidas perfectamente desde distintas zonas del evento.

El resultado de esta edición augura que la siguiente, a realizar en 2026 sea un notable éxito, lo que convierte a las ferias de este tipo en una importante área de competición para tratar de convertir cada una de ellas en la mejor de su región. (Fernando Aguirre)

 

 

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.