Domingo, 25 de septiembre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

El Embraer KC-390 certificado como avión apagafuegos

Embraer KC-390 certificado como avión apagafuegos

Embraer completó las pruebas que permiten que el KC-390 Millennium cuente con un sistema de extinción de incendios, ampliando así las capacidades de la aeronave brasileña.

El Sistema Modular Aerotransportado de Extinción de Incendios (MAFFS II) ha llevado a cabo una extensa campaña de certificación con vuelos de validación en el KC-390. Las pruebas, realizadas en la unidad de Embraer en Gavião Peixoto, en el interior del Estado de São Paulo, representan un importante avance en la campaña de certificación de esa capacidad con el Instituto de Coordinación y Desarrollo Industrial (IFI). Después de la certificación, la capacidad de extinción de incendios estará disponible para los operadores de aeronaves.

El MAFFS II es un sistema contra incendios capaz de descargar hasta 3.000 galones de agua (aproximadamente 11.300 litros), con o sin retardante de fuego, según criterios estándar de nivel de cobertura del suelo y en diversos tipos de terreno.

Diseñado para interactuar con el sistema de manejo de carga (CHS), el MAFFS II puede instalarse o retirarse rápidamente de la bodega de carga de la aeronave desde su propio remolque. El sistema contra incendios requiere únicamente energía eléctrica de la aeronave para su funcionamiento.

La conclusión de estas pruebas, que incluyeron varios lanzamientos en vuelo, además de probar la capacidad de integración del sistema con la aeronave, también demuestra los excelentes aspectos de calidad de vuelo y maniobrabilidad, sumamente necesarios para este tipo de operaciones a bajas velocidades.

Embraer KC-390 certificado como  avión apagafuegos

Uno de los aspectos más destacados del Embraer C-390 Millennium son sus kits de misión modulares, pudiendo el avión convertirse rápidamente en un avión de reabastecimiento de combustible, función que representa el acrónimo KC-390, o incluso para combatir incendios forestales. Los módulos se instalan según las necesidades operativas, evitando transportes innecesarios y comprometiendo la capacidad de llevar a cabo en su totalidad otro tipo de misiones.

La validación del MAFFS II se realizó con el Instituto de Fomento e Coordinación Industrial (IFI). Después de la certificación, la capacidad de extinción de incendios estará disponible para todos los operadores de las aeronaves, a través de un kit que se instala en el compartimiento de carga, con la boquilla montada junto a la puerta lateral, sin ningún tipo de modificación estructural.

La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) planea utilizar el KC-390 en todas sus misiones básicas de transporte, reemplazando así a todos los ya veteranos C-130H Hércules, en operación desde hace varias décadas, uno de los cuales tiene un sistema MAFFS ampliamente utilizado en Brasil. y en países sudamericanos ante emergencias. (Javier Bonilla)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.