Domingo, 29 de mayo de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Se cumplen cuatro décadas del nacimiento de las pistolas Glock

Fue en 1982, ahora hace cuatro décadas, cuando las pistolas Glock comenzaron su andadura internacional. Gaston Glock, fundador de la compañía que lleva su nombre, comenzó a trabajar en su innovador diseño en 1979 y lo presentó a una licitación en Austria que buscaba un nuevo modelo de pistola para las Fuerzas Armadas del país, siendo evaluada aquella propuesta con unos resultados especialmente positivos, que la llevaron a  entrar en servicio en 1982.

Hoy, cuatro décadas después, encontramos ejemplares de las Glock, que se fabrican en una veintena de modelos recamarados para usar cartuchos como el 9x19 milímetros Parabellum, el .45 ACP, el 40 Smith & Wesson y otros más, en algunas de las unidades más conocidas y en ejércitos de distintos países.

Sus ventas más recientes han hecho que haya pasado a ser el arma de dotación generalizada en los tres ejércitos franceses o que ejemplares de una variante se hayan recibido recientemente en el Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército de Tierra. En España, también la encontramos en policías locales como la de Santa Coloma de Gramenet y en unidades especialmente operativas como la Unidad Especial de Intervención (UEI) de la Guardia Civil, la Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) de la Armada o el Grupo Especial de Intervención (GEI) de los Mossos d’Esquadra.

La Glock 17 generación 5 con armazón bitono es una reciente opción que puede interesar mucho al entorno militar internacional. (Octavio Díez Cámara)

Muchas opciones y gran fiabilidad

Quienes conocemos bien este modelo de pistola  sabemos que aportan máxima fiabilidad, una buena ergonomía, cualidades dinámicas óptimas y un carácter especial que hacen que las Glock tengan una elevadísima reputación internacional. Recientemente, su gama, que incluye modelos tan difundidos como la semicompacta G19 y la estándar G17 que se ofrecen incluso con cañones con rosca para situar un supresor sónico y rebajes en la parte superior de la corredera para fijar una pequeña mira de punto rojo, ahora incluye también la edición de un modelo mítico. Se trata del P80, el que ahora hace cuatro décadas adquirió Austria y que incluye diferencias en cuanto a la ergonomía del armazón, los rebajes laterales de la corredera o la disposición del tratamiento térmico exterior.

Las pistolas Glock, que ahora se fabrican en Estados Unidos y Austria, han demostrado, con creces, su carácter y especial configuración en escenarios especialmente complejos y en situaciones críticas que las han llevado a zonas desérticas o a ser llevadas por equipos de buceadores o miembros de grupos antiterroristas muy conocidos. Técnicamente hablando, suman un armazón de material sintético que reduce el peso general, un cañón muy preciso que se encuentra dentro de una corredera a prueba del trato más duro y una concepción mecánica que, manteniendo la máxima seguridad, evita palancas exteriores de difícil manipulación en situaciones de alto índice de estrés. Hasta la fecha se han vendido más de 20 millones, cifra que deja claro el interés por la pistola más fiable. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía portada: La P80 que ahora también está disponible es idéntica a la que llegó a Austria ahora hace cuatro décadas. (Octavio Díez Cámara)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.