Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

¿Cómo mantener conectado el 8x8?

El caballo de batalla del Ejército de Tierra durante los próximos treinta años, el Vehículo de Combate de Ruedas (VCR) 8x8 “Dragón” está completando la fase de desarrollo tecnológico una vez que se han diseñado e integrado la gran cantidad de sistemas que forman un vehículo de última generación como este.

El “Dragón” que construirá General Dynamics European Land Systems – Santa Bárbara Sistemas, es un vehículo de combate que integra diferentes sistemas de misión resultado de varias configuraciones derivadas de las especificaciones del Ejército de Tierra. Durante los últimos años, se han estudiado y madurado diferentes tecnologías que se han integrado en los vehículos, además del grupo Motopropulsor desarrollado por SAPA y el sistema de misión de Indra.

Una vez que se han diseñado y construido estos elementos, no basta con que funcionen perfectamente por separado en el banco de trabajo de un laboratorio, sino que tendrán que hacerlo a bordo del vehículo y hacerlo de forma fiable en cualquier condición. Aquí comienza a intuirse la importancia de los sistemas de interconexión eléctrica que comunican todos los equipos del blindado, haciendo correr la electricidad en forma de alimentación y de señales precisas que no deben interrumpirse ni perturbarse.

Es por ello que el grupo español de empresas compuesto por SCP y SINTERSA (Suministros de Conectores Profesionales/SINTERSA Sistemas de Interconexión S.A.) aporta sus capacidades en forma no solo de componentes electrónicos sino en ingeniería de desarrollo de los sistemas de interconexión de sistemas de defensa como este que nos ocupa. Esta acumula más de tres décadas de experiencia y cuenta con instalaciones en Madrid y Sevilla, próximas estas a las del fabricante del GDELS-SBS en Alcalá de Guadaira.

Experiencia a medida

Igual que en otras plataformas terrestres, aéreas y navales el grupo SCP/SINTERSA ha ofrecido sistemas de interconexión industrializados en los que se engloban las señales de comunicación, vídeo o alimentación de tal manera que pueden fabricarse con la mayor automatización posible y en grandes tiradas, reduciendo el componente “artesanal” de esta actividad. De esta manera las soluciones diseñadas y fabricadas cumplen los requerimientos de flexibilidad, temperatura o resistencia a los hidrocarburos y protección EMI-RFI.

Lo mismo sucede con las restricciones derivadas del cumplimiento de las normativas europeas sobre materiales tóxicos como la RoHS (Restriction of Hazardous Substances), mandatorio en el programa 8x8 y que impide emplear materiales tóxicos como el cadmio, que aporta sus especiales características en los conectores eléctricos militares y que ha derivado en el uso de alternativas como el Black Zinc Nickel que cumplen las mismas especificaciones de resistencia a la corrosión o a la temperatura. Esto además resulta clave en la fase de prototipos previa a la fabricación en serie. Además el grupo tiene el stock y la capacidad para montar los conectores bajo estas normativas en 48 horas en su línea de ensamblaje en Madrid.

Para GDELS-SBS, SINTERSA puso a su disposición su capacidad de diseño, fabricación e instalación como en otros programas anteriores, ayudando a industrializar los prototipos del vehículo, actualizando los archivos de diseño del cliente, tomando medidas correctas in situ en el vehículo e industrializando todos los prototipos para llegar a la versión definitiva en longitudes, orientaciones, dimensiones y configuración de componentes. En el caso de SAPA, SCP SINTERSA ha suministrado conectores, cables y accesorios para las conexiones eléctricas de la transmisión, cajas controladores o la Unidad de Potencia Auxiliar (APU) y el Grupo Motopropulsor (GMP).

También se ha trabajado con el responsable del sistema de misión ya que para Indra se han homologado conectores estancos para comunicaciones de alta velocidad y se ha fabricado cableado de fibra óptica para la interconexión de la red de comunicación. Proveedores de sistemas críticos como GMV (responsable del sistema de navegación) o Tecnobit (de la cámara térmica) han confiado en SCP para el suministro de conectores especiales, como los estancos IP69 que combinan señales de vídeo y de comunicaciones, empaquetado todo en un conector circular de la citada cámara.

EL grupo SCP SINTERSA ha ofrecido en la etapa de prototipaje a todos los proveedores de sistemas de armas, y a todos la industria auxiliar su conocimiento y capacidades para el buen desarrollo de las interconexiones eléctricas. Punto crítico en el funcionamiento en condiciones de entornos hostiles. Por ejemplo ha trabajado con Escribano Mechanical & Enegineering ofreciendo soluciones eléctricas durante el desarrollo de las torres de empleo remoto Guardian. SCP también ha homologado conectores STAND-OFF de la serie D38999 en el citado acabado Black Zinc Nickel con conectores preestañados libres de plomo para cumplir los requerimientos RoHS y eliminando el problema de las vibraciones entre cajas y los circuitos impresos de control. También se ha apoyado a los departamentos de ingeniería para elegir los materiales más adecuados para la correcta industrialización de las conexiones más complicadas (vídeo o señales ópticas por ejemplo).

Así mismo para la fabricación de la futura serie del 8x8, el grupo SCP SINTERSA está preparado en sus fábricas de Sevilla y Madrid con más de 7000 metros cuadrados disponibles y le ofrece a todos los constructores de sistemas (Escribano, PapTecnos, Leonardo, CMI…) el know how, la capacidad de suministro y sobre todo más de 250 profesionales para el desarrollo futuro de los programas de defensa. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Montaje de los demostradores del programa VCR 8x8 en la fábrica de Sevilla (GD-SBS)

·El cableado es un elemento crítico de cualquier plataforma moderna (SCP Sintersa)


·En los mismos ramales puede distribuirse alimentación y señales (SCP Sintersa)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.