Jueves, 29 de septiembre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

La Policía Militar de Brasilia reclama a la fábrica checa CZ por posibles defectos en sus pistolas P-10

La Policía Militar del Distrito Federal de Brasil (PMDF) abrió un procedimiento administrativo contra el fabricante checo de pistolas Ceska Zbrojoka, CZ, por posible incumplimiento de cláusulas contractuales. La empresa vendió 11.550 pistolas en 2020, por un valor de 3,5 millones de dólares. La agencia policial notó problemas recurrentes con las armas.

Se trata de pistolas semiautomáticas de 9 mm, 5000 de tamaño estándar, 6000 compactas y 550 subcompactas, todas del modelo P-10. Según la Policía Militar, los problemas se dan “sobre todo en el pin 31 y también en la rampa de acceso a la recámara de la pistola que necesita ser pulida, provocando falla de carga y falla de bloqueo”. También según la publicación, los defectos elevaron “mucho” la demanda del Centro de Material de Guerra de la Fuerza.

La Policía  informa que cada arma costó aproximadamente 300 dólares, sin embargo, no precisó cuántas unidades de la cantidad comprada resultaron defectuosas hasta el momento. Según el fabricante, menos de 30 unidades.

La empresa dice que “en una prueba realizada por un laboratorio independiente y debidamente calificado, con el equipo adecuado y personal calificado, el modelo de pistola suministrado a PMDF disparó 40.000 tiros sin desgaste ni fallas que impidieran su uso”. La empresa sugiere que las armas pueden haber fallado debido a la falta de mantenimiento policial, lo que las autoridades de Brasilia niegan. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.