¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Miércoles, 17 de abril de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Los Pájaros de Madyar, los terribles drones “buenos, bonitos y baratos” que están cambiando la fisonomía del campo de batalla

Un piloto ucraniano a los mandos de un dron PFV .

En anteriores artículos (“King Dron el rey de la batalla en Ucrania” o “Dronfobia”) ya anunciábamos que en la guerra ruso-ucraniana los drones estaban convirtiéndose en un elemento decisivo en el desenlace de los enfrentamientos. Abordamos de nuevo el tema, centrándonos en los denominados drones FPV que, con enorme profusión, sobrevuelan los campos de batalla interviniendo en los combates con terrible eficacia. Recordaremos el devenir de los acontecimientos: la ventaja inicial de los ucranianos y la reacción rusa que parece, cuando menos, haber liquidado la pasada superioridad de su adversario.

Los Pájaros de Madyar

Aunque a algunos no les diga mucho el nombre de Robert Brovdi, alias “Madyar”, se trata de un personaje bien conocido en los campos de batalla ucranianos. Brovdi, que comenzó sirviendo en las Fuerzas Territoriales de Defensa de Ucrania, no estaba llamado a ser un vulgar y común combatiente y, prácticamente de la nada, organizó su propia unidad de drones a la que bautizó como "Madyar's Birds" (Los pájaros de Madyar). Así, comenzó a recaudar fondos para adquirir drones comerciales que artesanalmente militarizaba hasta transformarlos en eficientes sistemas de armas para reconocimiento y ataque.

Los drones fabricados por la compañía china DJI de la serie Mavic se convirtieron en la opción preferida por ofrecer una gran cantidad de modelos caracterizados por su versatilidad, fácil manejo y asequible precio. Estos vehículos aéreos no tripulados se conocen como FPV, acrónimo que hace referencia al sistema de pilotaje: First Person View (Visión en Primera Persona).

Robert Brovdi el visionario fundador de los Madyar’s Birds.

El piloto, a través de una pantalla o de unas gafas, recibe en tiempo real las imágenes tomadas por la cámara instalada en el dron. El operador llega a tener la impresión virtual de pilotar el aparato como si realmente estuviese abordo, lo que le permite observar y maniobrar de forma eficiente y agresiva sin correr riesgo por ello. 

Aunque los productos DJI Mavic habían sido diseñados para aplicaciones de fotografía y filmación, Brovdi los adaptó para su empleo en operaciones militares. Los drones, tal cual salían de fábrica, eran, gracias a sus equipos de grabación y transmisión de imágenes, directamente útiles como furtivos y eficaces elementos de vigilancia y observación.

Pero sus posibilidades de empleo se ampliaron inmediatamente; se fueron adhiriendo al fuselaje todo tipo de artefactos explosivos, que dieron lugar a dos modalidades de dron de ataque: la plataforma de bombardeo y la munición merodeadora. En el primer caso las granadas adosadas, mediante un sistema de control remoto, se dejaban caer sobre los objetivos seleccionados; en el segundo, el dron kamikaze, aparato y carga explosiva, se estrellaba contra su objetivo (con la salvedad de que en este caso el piloto se encontraba a buen recaudo).

Así, al principio de la invasión rusa, los Pájaros de Madyar asestaron duros e inesperados golpes a las fuerzas del Kremlin que, sin esperarlo, veían como el cielo se desplomaba sobre sus cabezas. En aquella época Brovdi se hizo bastante famoso por difundir videos con imágenes de ataques sobre unas desprevenidas tropas rusas que se movían sin saber que eran constantemente vigiladas.

Las trincheras ya no ofrecen la misma seguridad y han de ser cubiertas con redes anti-drones.

La reacción rusa

Hace tan solo unos días el visionario fundador de “Madyar’s Birds” reconocía que la situación había cambiado radicalmente. Rusia aprendió la lección y desde hace tiempo está prestando una especial atención a potenciar las unidades de drones a nivel táctico. Según Brovdi, Moscú se ha convertido en el principal comprador y acaparador de drones chinos haciendo, con la aquiescencia de Pekín, más difícil el acceso a este mercado; ahora los rusos disponen de una mayor cantidad de drones FPV (entre cinco y diez veces más que los ucranianos). 

Madyar, también afirmaba que, hasta no hace mucho, la mayoría de las bajas ucranianas en el frente eran provocadas por los continuos bombardeos de la artillería rusa; sin embargo, a fecha de hoy la mayor parte de estas bajas se produce por los ataques de pequeños drones FPV que, armados con granadas y otros artefactos explosivos, se introducen en los más recónditos rincones de trincheras y refugios o se estrellan contra todo tipo de vehículos (incluidos los carros de combate y otros medios acorazados) provocando daños, incendios e incluso haciéndolos volar por los aires.

Además, los rusos también han reaccionado en la vertiente defensiva tratando de mejorar dos aspectos: la protección de los vehículos y las contramedidas electrónicas. En el ámbito de la protección se han instalado defensas físicas que impiden o dificultan que los drones alcancen directamente las partes más vulnerables del vehículo.

Al principio estas defensas (redes, rejas y celosías) eran de artesanal factura, diseñadas e instaladas por los propios combatientes con medios de circunstancias. Sin embargo, en el salón Army 23 celebrado en Moscú el pasado mes de agosto, ya se presentaron diseños industriales de carácter integral. El otro ámbito donde las fuerzas del Kremlin parecen estar obteniendo una cierta ventaja es en el de la guerra electrónica. Se han desplegado equipos de contramedidas como el Sapphire o el Repellent-1, especialmente diseñados para interferir las comunicaciones de los vehículos aéreos no tripulados y dejarlos fuera de control.

Un carro de combate T-72 ruso con un dosel de circunstancias como protección contra los drones kamikaze.

Conclusión

La creciente importancia de los drones en el campo de batalla es un hecho que resulta imposible discutir y que sin duda va a marcar el futuro desarrollo de la doctrina de empleo de las fuerzas, de la orgánica de las unidades y del diseño de nuevos materiales y sistemas de protección. Las Fuerzas Armadas que no inviertan en el desarrollo de capacidades en este ámbito quedarán obsoletas y vulnerables.

Se adjuntan enlaces a videos donde pueden verse – advertimos que con gran crudeza – las capacidades de estos sistemas de armas.

Madyar, commander of the UA recon group Madyar's Birds, sharing some of their work from last night in the vicinity of Soledar. Subtitled
byu/DyadkoAHTOH inukraine

 

Videos: SouthFront 2021

https://www.southfront.press/another-wave-of-ukrainian-attacks-ends-with-failure-videos/

https://www.southfront.press/in-video-russian-fpv-drones-super-effective-on-zaporozhie-frontlines/

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.