Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Acompañamos al Servicio de vigilancia Aduanera en el ejercicio encuadrado en las maniobras MARSEC 21

Encuadrado en el ejercicio MARSEC 21, embarcamos en el Patrullero P-71 Serviola para acompañar a los diversos efectivos que abordarán el buque portacontenedores Christina.
Cabe puntualizar que la finalidad de este ejercicio ,el MARSEC 21, es el de comprobar y mejorar la capacidad de coordinación y colaboración de la Fuerza de Acción Marítima de la Armada con otros organismos para afrontar operaciones de seguridad marítima.
En este ejercicio concreto, abordaremos el buque antes mencionado por sospechas de tráfico ilegal . Abordaje que será llevado a cabo por el Tercio Norte de Infantería de Marina y por agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera.
La fuerza de protección del TERNOR de la Armada será la encargada de dar seguridad a bordo del buque objetivo.
El momento del embarque en las lanchas semirigidas siempre es un momento delicado, en esta ocasión, por suerte, la mar fue benevolente con todos nosotros.
Una vez listas las dos embarcaciones , nos alejamos del Patrullero rumbo al objetivo (siempre bajo la estrecha vigilancia y cobertura proporcionada por el Serviola).
Por supuesto, el grupo de seguridad será el primero en abordar el buque. Un buque que a medida que nos acercamos parece no dejar de crecer nunca.
Una vez asegurado el objetivo, procede al embarque el SVA para el registro de la embarcación.
El control de pasaportes, así como de la carga declarada, son siempre pasos imprescindibles en este tipo de operaciones. Pensad que cuando las tripulaciones no son tan colaboradoras, se tiene que hacer uso de la fuerza para realizar este tipo de trabajos con la mayor seguridad posible.
Aunque este tipo de operaciones son siempre el fruto de largas investigaciones, realizar un registro en buques de este tamaño es algo para lo que hay que tener mucha paciencia e intuición.
En este supuesto, la tripulación anfitriona no nos lo puso demasiado difícil y el paquete fue encontrado con rapidez. Paquete que desde ese momento queda bajo el estricto control del SVA garantizando en todo momento su guardia y custodia.
Desde aquí mis agradecimientos a todos los miembros de la Armada Española con los que he compartido estas intensas horas así como al Servicio de Vigilancia Aduanera por permitirme acompañarles en esta operación. Por supuesto, un agradecimiento extensible al Patrón del buque Christina sin el cual esto no habría sido posible. (Fotos Guillermo Pis PHOTO)

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.