Sábado, 13 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

El visor Micro T-2 mejora la capacidad de las armas del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas

Los cometidos que realiza el Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC) lo sitúan como la Unidad de Operaciones Especiales del Ejército del Aire (EA) español. Sus necesidades operativas son distintas a otro tipo de unidades más convencionales y, por sus misiones o zonas de despliegue, requiere de equipamiento diferente y adaptado a unos requisitos especialmente exigentes.

Dentro de esa línea de trabajo, se dotaron ya hace un tiempo con visores de punto rojo Aimpoint CompM2 que les capacitaban para disparar, de forma precisa y rápida, contra objetivos a distancias medias y cortas. Los buenos resultados obtenidos con esos sistemas optrónicos suecos les llevaron a apostar, a principios de la pasada década por un concepto más compacto del mismo fabricante y adoptaron el sistema Micro T-1.

Tras validar sus prestaciones en distintos escenarios internacionales de forma especialmente positiva han apostado por la evolución de ese concepto que incorpora algunas soluciones mejoradas. Han ido recibiendo en los últimos tiempos varios lotes del Micro T-2, un visor de punto rojo especialmente compacto que se adapta bien a fusiles de asalto como los G36KV, a subfusiles como los P90, a escopetas y a otros tipos de armas personales. Aporta, gracias a su carcasa de aluminio de grado aeroespacial y a su configuración y pequeño tamaño, una notable resistencia a impactos accidentales o a climas hostiles con alto grado de humedad, mucho polvo o temperaturas extremas de calor o frío.

El T-2 ahora estandarizado en buena parte de las armas de asalto y complementarias del EZAPAC español ofrece, gracias a su tecnología CET, un consumo de energía muy reducido, por lo cual con la misma pila puede llegar a ofrecer una autonomía de 50.000 horas de uso continuado, unos cinco años de operaciones. Incorpora, dentro de las 12 regulaciones de intensidad, 4 que son compatibles con equipos de visión nocturna, siete para día y una extrafuerte para lugares como los desiertos.

Mide sólo 6,2 centímetros y pesa 105 gramos, detalles que lo hacen óptimo para situaciones como las de salto, las dinámicas o aquellas discretas en las que el personal del EZAPAC se ve involucrado. Con el Aimpoint Micro T-2 en sus armas de asalto, y gracias al intenso programa de adiestramiento que les caracteriza, son capaces de responder a las necesidades de precisión extrema propias de entornos urbanos (CQB, Close Quarter Battle) o hacer frente a objetivos situados a varios cientos de metros de su ubicación. Por cierto, este pequeño visor resiste inmersiones a 25 metros de profundidad y temperaturas extremas situadas entre -45 grados bajo cero y 71 sobre cero.

Aporta al EZAPAC tapas abatibles con kill flash en su parte delantera y trasera para proteger las ópticas y evitar destellos delatadores, elongaciones en la carcasa que protegen a los tornillos de ajuste y deriva de cualquier impacto no deseado, un regulador de intensidad de su punto rojo de 2 MOA que puede accionarse incluso llevando gruesos guantes en las manos y un anclaje inferior para acoplarlo a todo tipo de carriles que cumplan con el estándar M-1913 Picatinny. (Octavio Díez Cámara)

Fotografias:
-El personal del EZAPAC ha recibido el visor compacto Aimpoint Micro T-2 que cumple especialmente bien sus necesidades como Unidad de OEs. (Octavio Díez Cámara)

-La versión T-2 del sistema Micro es un pequeño visor muy apto para las necesidades actuales más exigentes. (Octavio Díez Cámara)
-El EZAPAC apuesta por novedosos equipos de puntería para sus armas y el Micro T-2 es uno de ellos. (Octavio Díez Cámara)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.