Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El SAR de Canarias recuperará su lancha de salvamento

Tras estar parada en tierra desde 2015, la embarcación “Nazaret II”, el principal medio del Servicio Marítimo asignado al Ala 46 del Ejército del Aire, con sede en la Base Aérea de Gando, volverá a operar en aguas del Atlántico, especialmente en misiones de entrenamiento de los rescatadores y tripulaciones de helicópteros del SAR en Canarias.

En esta base, el Ejército del Aire puso en marcha en 1955 el servicio de búsqueda y salvamento aéreo o SAR (Search and Rescue) en Canarias, que desde el principio ha tenido vinculadas embarcaciones. Este fue el caso del motovelero “Nazaret I”, que llevaba material a los aeródromos del Ejército del Aire (Aaiún  y Villa Cisneros) en la entonces provincia del Sahara Español.  Paralelamente, el cada vez mayor número de rescates de embarcaciones con helicópteros, primero con los Sikorsky S-55, y después con los AS332B Súper Puma, que darían paso estos últimos años a los AS332C1e, requieren entrenamientos de grúa, el procedimiento por el que se rescata de la cubierta de un buque a una persona accidentada o enferma. Para estas labores se incorporaba al servicio en 1991 la nueva embarcación de fibra de vidrio “Nazaret II”.

Esta unidad se adquirió en 1990 con fondos de la Jefatura SAR, junto a sus gemelas, la “Avante” entregada a la base aérea de San Javier (Murcia) y empleada en favor de la actividad de la AGA (Academia General del Aire), y  “Pollensa”, que sirve en la base aérea del mismo nombre,  en Mallorca, en la que realizan sus prácticas de grúas las tripulaciones de los Escuadrones del SAR 801 y 803, que tienen sede en Son San Juan (Mallorca) y Cuatro Vientos (Madrid), respectivamente.  También durante estas décadas la “Nazaret II” ha servido para dar seguridad marítima a la base, patrullando la línea costera de la Bahía de Gando, llevando a bordo personal de la Policía Aérea del Ala 46. Así  mismo ha hecho ocasionalmente tareas de rescate de embarcaciones en apuros cerca de la base.

En 2015 los motores de la marca Volvo Penta de 130 cv de potencia, que en sus mejores épocas propulsaban a la “Nazaret II” (EA-03) a 17 nudos, empezaron a dar muchos problemas, por lo que se decidió ponerla en tierra para repararlos. Pero los trabajos se fueron retrasando sine die por falta de presupuesto, y la disminución de medios de ala rotatoria en aquel triste periodo, hasta la llegada de los referidos AS332C1e. Una vez recuperadas las capacidades con los helicópteros se  volvieron a incrementar las operaciones de ensayos de grúas de los rescatadores del 82 Grupo, para lo que ha tenido que recurrirse a solicitar el concurso de embarcaciones de otros servicios estatales, como son las de la Armada y Salvamento Marítimo, lo que conlleva esperar a la disponibilidad de estos medios y desplazarse a donde están.

Ante la necesidad de entrenamiento se ha aprobado un crédito para para la recuperación de la embarcación, que se destinará principalmente a una revisión en profundidad de sus motores por Potencia Marina SL, representante en España de Volvo Penta, a adquirir una radio equipada con un sistema MMSI (Maritim Mobile Service Indentity) y dotarla de una serie de modernos elementos de seguridad.  Paralelamente el personal del Ala 46 está realizando los cursos pertinentes que les permitan patronear dicha embarcación con las máximas garantías de seguridad.

Está previsto que los trabajos se inicien próximamente y que la “Nazaret II” vuelva al servicio el año que viene. Estamos ante una iniciativa que ya se puso en marcha en las otras dos lanchas “gemelas” en origen, ya que la “Nazaret II” (EA-03) fue cabinada completamente en el Servicio Marítimo del Grupo. Este personal, junto a algunos militares del 82 Grupo, han constituido la tripulación de la embarcación, compuesta por patrón, mecánico y marinero. Igualmente estos profesionales han seguido mantenido la actividad del Servicio Marítimo con una serie de lanchas semirrígidas o RHIB (Rigid-Hulled Inflatable Boat), sobre todo para las tareas de seguridad, si bien este material por su tamaño imposibilita realizar el referido entrenamiento de grúas.

La “Nazaret II”, por una muy exigua inversión,  ofrece al 82 Grupo recuperar su capacidad autónoma de hacer prácticas de grúas, con el consiguiente ahorro de tiempo y dinero.  Además una vez vuelva al servicio la embarcación permitirá:

-Simulación de acciones de salvamento de embarcaciones (según marca la convención SOLAS (Safety of Life at Sea)), interceptación de lanchas de narcotraficantes, auxilio a la inmigración ilegal,  etc.

-Cobertura y seguridad durante las periódicas prácticas de entrenamiento de las tripulaciones en los ejercicios SURMAR (Supervivencia en el MAR).

- Proporcionar cobertura y facilitar la recuperación del material durante los entrenamientos de lanzamiento de cadenas de balsas desde los aviones D.4 del 82 Grupo.

- Así mismo su papel de apoyo, será muy importante en las prácticas de salto al océano desde los D.4 de los PJ (Pararescue) del EZAPAC (Escuadrón de Zapadores Paracaidistas),  previas a la cobertura que estos profesionales dan a las formaciones de cazabombarderos en los largos viajes transoceánicos para participar en el ejercicio Red Flag, que se desarrolla en Nellis (Nevada-Estados Unidos). (Julio Maíz Sanz)

Fotografia: La lancha “Nazaret II” pronto volverá a su elemento natural, el océano Atlántico (foto: Julio Maíz/defensa.com).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.