Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Quinta Escuadrilla de la Armada española debuta con sus “nuevos” helicópteros en el TLP

Una de las novedades de la última edición del curso de élite TLP de la OTAN en Albacete, que forma a las tripulaciones de aeronaves en su rol de liderazgo, es la de la renovación de los helicópteros españoles participantes en las misiones de rescate de combate, participando la Quinta Escuadrilla de la Armada con sus SH-60F Ocean Hawk.

Desde que el Programa de Liderazgo Táctico o Tactical Leader Ship Program (TLP) se trasladó a la base aérea de Albacete, una instalación del Ejercito del Aire, una de las unidades que participa en las misiones del curso en las que se simulan operaciones de búsqueda y rescate de combate o Combat Search and Rescue (CSAR) es la Quinta Escuadrilla de la Armada. Durante el curso numerado como TLP 2021-4 también debutó, en este mismo rol, el 803 Escuadrón del Ejército del Aire con sus nuevos NHIndustries NH90.

Uno de los roles tradicionales de la referida Escuadrilla, que forma parte de la denominada Flotilla de Aeronaves (FLOAN), es el de servir de “caballo de batalla” a las fuerzas de operaciones especiales, capacidad que se denomina internacionalmente como de SOF (Special Operations Forces) Air Operations (SAO). Aunque dichas prácticas se realizan más habitualmente con la denomina Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE), dado que la Unidad trabaja con los máximos estándares de la OTAN, puede desarrollar dicha capacidad con cualquier equipo SOF de la Alianza.

Ahora, tras décadas de cumplir dicho rol con sus veteranos helicópteros Sikorsky SH-3D Sea King, este año la Quinta está empezando a operar plenamente con cuatro de sus “nuevas” monturas, el SH-60F Ocean Hawk, basado en el H-60 de la misma empresa norteamericana, que desde 2015 está integrada en la multinacional Lockheed Martin. También en el seno de la FLOAN, su Décima Escuadrilla opera una docena del modelo previó de este exitoso modelo norteamericano, el SH-60B Sea Hawk

Así, a finales del pasado mes de noviembre uno de los nuevos Ocean Hawk, en concreto el matriculado 01-1016, junto a nueve de los profesionales de la Escuadrilla: 2 pilotos, 2 dotaciones y los otros 5 de mantenimiento, se desplazó desde su base de Rota (Cádiz) a la referida de Albacete.

Dicha dotación tiene la cualificación SAO, que no es exactamente la de CSAR, que se encuadra en la capacidad de recuperación de personal o Personnel Recovery (PR), contaba con la importante experiencia de haber participado en junio en el ejercicio de planificación de misiones PR o Air Centric Personnel Recovery Operatives Course (APROC), que se desarrolló también en Albacete.

Durante las dos misiones realizadas los días 29 y 30 de noviembre en el  curso TLP 2021-4 los profesionales de la Quinta pudieron comprobar las capacidades que del SH-60F respeto al SH-3D, aeronave en vías de pasar a lo que define la Armada como baja disponibilidad. Así,  el “nuevo” Ocean Hawk tiene mayor potencia, lo que permite una mayor flexibilidad en la maniobra/misión, pudiendo realizar inserciones/extracciones en/desde puntos donde el Sea King no podía. Esto aumenta muchísimo las capacidades para este tipo de misión.

Sus más modernos sistemas y/o aviónica le facilitan una mucha mejor estabilización, y una gran mejoría en lo que respecto a las ayudas del vuelo, lo que permite a la dotación estar más pendiente del desarrollo de la misión y menos del vuelo. Además tiene una mayor velocidad (150-160 nudos versus 100 nudos), lo que permite que la misión se desarrolle a mayor distancia.

Es de resaltar también su completo sistema de autodefensa, ya que cuenta con un sistema de alerta de misil, lo cual es totalmente necesario para poder entrar en zona hostil con amenaza antiaérea. El sistema integra los dispensadores de señuelos (chaff y flares (bengalas)).  Respecto al Sea King, que es mucho mayor, se pierde capacidad de carga, ya sea de equipos operativos, rescatados, heridos, etc; además esta mítica aeronave tiene más autonomía que el SH-60F, aunque esto se compensa con la referida mayor velocidad. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El SH-60F de la Quinta Escuadrilla participante en el TLP despegando de la base aérea de Albacete. (foto Javier Sanchéz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.