Domingo, 29 de mayo de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Mejorar las municiones de los carros y vehículos de combate de Infantería del Ejército de Tierra

La necesidad de tener medios de combate con la capacidad suficiente para hacer frente a las necesidades actuales y futuras requieren de una rápida decisión para incorporar nuevas municiones que den a los carros de combate Leopardo 2E y Leopard 2A4, y a los vehículos de combate Pizarro, del Ejército de Tierra más capacidad para actuar en todo tipo de escenarios.                                                                                                                                                                 

Esa es la conclusión que se puede extraer analizando lo expuesto por los diversos ponentes que han protagonizado el evento Vehículos de Combate del Ejército de Tierra del siglo XXI, organizado hace unos días por el Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE) con la colaboración del Grupo Edefa.

Sus aportaciones, reforzadas por la de otros mandos que respondieron a algunas de las cuestiones planteadas a los diferentes interlocutores, dejan claro que los vehículos de combate que están distribuidos en diferentes brigadas del Ejército de Tierra necesitan una urgente mejora de sus capacidades para poderlos mantener en servicio con garantías hasta finales de la próxima década; sus aportaciones son importantes en el proceso de consolidación de Fuerza 35.

El Ejército de Tierra necesita adquirir nuevas municiones para sus vehículos de combate y así afrontar la necesidad de despliegues más allá de las fronteras españolas. (Ejército de Tierra)

Se apuntaron distintas necesidades y hubo una que cobra especial atención y que puede ser de rápida aplicación. Es la que se refiere a la adquisición de nuevas municiones de 30 y 120 milímetros para esos tipos de vehículos de combate del Ejército de Tierra, compra que sería de una rápida implementación y ayudaría de forma especialmente positiva a afrontar amenazas conocidas y otras que puedan surgir.

Decisión rápida

Dado que es conocida la necesidad de municiones avanzadas para los vehículos de combate hoy en servicio hay que abordar con rapidez un proceso que permita definir que se necesita, cuantificar las partidas necesarias para su consecución y abordar el proceso administrativo que facilita la compra del material. Como la compra no es rápida, cuanto antes se formalice la decisión será más veloz la obtención por el Ejército de Tierra.

Para los Pizarro actuales sería bueno contar con municiones de 30mm que ofrezcan mayor capacidad de perforación para hacer frente a otros blindados, que tengan mejores prestaciones en lo que a polivalencia operativa se refiere o que aportan la capacidad de contar con espoletas programables que permitirían afrontar con ellos diferentes amenazas aéreas y hasta abatir a los cada vez más difundidos sistemas aéreos controlados a distancia (RPAS, Remoltey Piloted Aerial System).

Los Pizarro en servicio emplean un cañón de 30mm que requiere de nuevas municiones y sus futuros derivados podrían optar por una pieza principal más contundente. (Ejército de Tierra)

En cuanto a los Leopardo y Leopard ya hace tiempo que habría que haber iniciado la adquisición de proyectiles de 120mm con más capacidad para neutralizar sistemas de armas similares a ellos a mayor distancia y con más precisión, una capacidad que también podría obtenerse con algún tipo de mini misil que, como alguna opción israelí, pudiese ser disparado desde su recámara.

Hacen falta, dado que cada vez está más claro que en futuros conflictos donde deba participar el Ejército de Tierra el escenario urbano será un lugar donde se tenga que actuar, municiones bivalentes con capacidad para atravesar estructuras fortificadas y lograr determinados efectos neutralizadores en ellos con un buen control de los daños colaterales. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía portada: Los carros de combate Leopard 2E necesitan con urgencia nuevas y más efectivas municiones para afrontar amenazas presentes y futuras. (EMAD)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.