Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Jefe del Mando de Tropas de Montaña explicó al Clúster de Defensa las necesidades en equipamiento y material de la Unidad

El Mando de Tropas de Montaña (MTM) del Ejército de Tierra, con cuartel general en Pamplona, tiene planteados diversos retos de tipo tecnológico y distintas necesidades en materia de equipamiento y material,  cuestiones abordadas en una jornada de trabajo con representantes de distintas empresas, centros de investigación y entidades públicas y privadas pertenecientes al Clúster de la Industria de Defensa (CID), organización de ámbito nacional creada y con sede oficial en Cantabria. La sesión tuvo lugar en las instalaciones del Centro Militar de Cría Caballar (CMCC) de Ibio (Mazcuerras, Cantabria), dependiente del Servicio de Cría Caballar del Ministerio de Defensa.

Las Tropas de Montaña españolas son unidades muy especializadas y especialmente preparadas para actuar en terrenos duros y en condiciones climatológicas adversas de frío y aislamiento. Hoy en día son unidades polivalentes, dotadas de equipo y material que las capacitan para actuar no sólo en alta montaña, sino en cualquier escenario geográfico. En los últimos años, han participado activamente en diferentes operaciones en el exterior: Bosnia, Albania, Kosovo y Afganistán. Con un elevado grado de disponibilidad, los soldados o cazadores de montaña poseen una gran capacidad de sacrificio y una elevada preparación, tanto técnica, como física y moral.

En la jornada de trabajo organizada por el Clúster de Defensa, el general de brigada de Infantería Francisco Germán Martínez Lozano, jefe del MTM y el coronel de Infantería Julio Fernández Casamayor, máximo responsable de la Jefatura de Adiestramiento y Doctrina de Montaña, realizaron un detallado análisis del equipamiento y material especializado que necesitan estas unidades, así como las tendencias futuras.

Concretamente, hablaron de las especiales características de su vestuario y los avances en materia de tejidos inteligentes con sensores que monitorizan al combatiente. También de exoesqueletos que reducen el peso que porta el soldado de montaña y que puede llegar a los 50 kilogramos entre el vestuario, el armamento, la munición, los equipos electrónicos, el material especial para el movimiento en montaña, los víveres y el material de acampada.

En materia de movilidad, explicaron sus necesidades relativas a vehículos terrestres remotamente tripulados (UGVs), quads y motos eléctricas todoterreno y vehículos específicos de nieve. También detallaron las prestaciones que deben cubrir los vehículos aéreos remotamente tripulados (UAVs).

El general Lozano y el coronel Casamayor indicaron también que la alimentación es otro factor fundamental para los cazadores de montaña y se hace necesario avanzar en el diseño de raciones alimenticias específicas que compensen el gasto calórico, sean ligeras para no incrementar el peso que porta el soldado y fáciles de cocinar en ambientes con temperaturas extremas bajo cero. Abordaron también sus necesidades en materia de telemedicina y la especial problemática de la evacuación de heridos en terreno montañoso. Otro reto tecnológico, según dijeron, viene derivado de las dificultades en las comunicaciones entre las unidades y sus centros de mando y control y la necesidad de disponer de equipos que proporcionen una comunicación satélite segura y portable. Por último, expusieron los problemas que generan las bajas temperaturas en el rendimiento de los equipos electrónicos, la duración de las baterías, la vida útil del material, etc.

Completaron su exposición con una visión general de los conflictos actuales en zonas de montaña y de frío extremo, con especial referencia a las amenazas que se ciernen en un futuro próximo; las características, limitaciones y servidumbres del combate en montaña y la organización del Mando de Tropas de Montaña del Ejército de Tierra español y su comparación con las unidades de montaña existentes en los países de nuestro entorno. Seguidamente, el teniente coronel de Artillería Eugenio Heredia, jefe del CMCC de Ibio, explicó las características y actividad de su centro y se realizó una visita a las distintas instalaciones.

Asistieron a la jornada el coronel de Infantería Emiliano Blanco, delegado de Defensa en Cantabria; el consejero delegado y el director general de Sodercan, Rafael Pérez Tezanos y José Antonio García Delgado, respectivamente; Luis García, presidente del CID; Alfonso Bourgon, director de Estrategia del CID; el coronel de Infantería Juan Carlos González Cerrato, presidente del Grupo de Trabajo 16 del CID; Mónica Delgado, directora técnica de Santander Teleport; Alfonso Murat, presidente de Sayme; Javier Eraso, asesor externo de Sayme; Irene Díaz, Relaciones Institucionales y RSC de Grupo Fernández Jove; Jesús García Bada, jefe de Compras de Talleres Cobo; Carlos Besoy, director comercial de Fonestar; Ernesto Quintana, director gerente de Cantabria Labs; David Ceballos, CEO de Astroland Interplanetary Agency; Mario Ceballos, director de Operaciones de Astroland Interplanetary Agency; Manuel Odriozola, ingeniero de la Fundación Centro Tecnológico de Componentes (CTC); Pablo Coto Millán, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Cantabria (UC); Miguel Ángel Pesquera, catedrático de Ingeniería e Infraestructura de los Transportes del Departamento de Transportes y Tecnología de Proyectos y Procesos de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la UC; Francisco Velasco González, responsable del Grupo I+D+i Informática y Automática del Departamento de Tecnología Electrónica e Ingeniería de Sistemas y Automática de la Escuela Técnica Superior de Náutica de la UC; Piero Crespo, director del Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria (IBBTEC) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la UC y, por último, Joaquín González, secretario técnico del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Cantabria (COITIC).

El CID acoge y agrupa a empresas que ya dedican toda o parte de su actividad al ámbito de la defensa, pero también a aquellas otras que quieran explorar la posibilidad de introducirse en el sector enfocando sus capacidades al desarrollo de nuevos productos y servicios relacionados con el sector. También agrupa a diversas entidades públicas y privadas y centros de investigación.

Fotografía: Foto de familia de los asistentes al acto.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.