Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Un Global Hawk estadounidense cayó a la costa de Cádiz a finales de junio

El pasado 26 de junio a las 11 de la mañana caía al mar en la zona del Golfo de Cádiz un avión no tripulado RQ-4 Global Hawk de la Fuerza Aérea estadounidense.

El hecho, no publicado hasta la fecha, ha sido dado a conocer por la web especializada The Drive, concretamente en su sección The War Zone este pasado miércoles, haciéndose eco posteriormente medios españoles. Tyler Rogoway, de The Drive obtenía repuesta del Mando Estadounidense en Europa (U.S. European Command o EUCOM) confirmándole los datos del accidente, en el que no se produjeron bajas humanas.

Aunque no se precisa el punto exacto del accidente si se confirma que se activaron de inmediato medios de emergencia para rescatar los restos del aparato, concretamente el buque USNS “Artic” (T-AOC-8) que se encontraba realizando misiones habituales de reaprovisionamiento en el área de operaciones de la 6ª Flota y y un avión de reabastecimiento KC-135 del 100th Air Refueling Wing que se encontraba operando cerca de la Base Aérea de Zaragoza. El USNS “Artic” es un buque de reaprovisionamiento por lo que no parece probable que haya podido rescatar los restos del aparato que se encontrarían a gran profundidad. Es probable que un buque de rescate especializado de algún tipo hubiera participado en las labores de rescate y que el “Artic” los hubiera trasladado hasta la Base Naval de Rota, sobre todo si tenemos en cuenta que la profundidad máxima del Golfo alcanza los 4.300 metros.

Es previsible igualmente que el KC-135, cuya unidad tiene su base en Mildenhall y es la única que opera permanentemente en Europa, se encontrara relativamente cerca y hubiera sido enviado para realizar una valoración visual de los restos antes de su hundimiento, lo que habría permitido ubicar la posición del accidente con mayor precisión.

Igualmente se desconoce el tipo de misión que estaba realizando aunque los Global Hawk han operado en diferentes regiones que van desde el norte de Europa, monitorizando la actividad rusa en Ucrania, como en el Mar Negro, Siria y otras áreas de Oriente Medio, así como el Norte de África. Tampoco podría descartarse que se tratara de una unidad de la versión de vigilancia naval Triton si bien la pintura visible en los restos del aparato descartarían en principio esta opción.

Como se puede ver en la imagen de la parte posterior del fuselaje suministrada por el EUCOM, el Global Hawk habría sufrido severos daños, debidos al fuerte impacto, en los que habría perdido, al menos según la foto, el motor.

Se trataría de la segunda pérdida de uno de estos aviones no tripulados tras el que se produjo el 21 de junio en California. Dada la importancia de los equipos de electrónicos, tanto de reconocimiento como de comunicaciones que porta dicho aparato, se habrían emprendido rápidamente las acciones necesarias para recuperar los restos, que dependiendo de la profundidad a la que hubieran caído, suponen un gran reto técnico. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

Los restos recuperados del Global Hawk (EUCOM vía The Drive)

Un Global Hawk estadounidense (USAF)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.