Jueves, 19 de mayo de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Las fuerzas especiales del Ejército del Aire español cumplen 75 años

El pasado 21 de enero se celebró en la base aérea de Alcantarilla (Murcia) el 75° Aniversario de la creación de la Primera Bandera de Paracaidistas de Aviación, fuerza antecesora de la actual unidad de operaciones especiales del Ejército del Aire, el Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC).

Aunque en 1946 se creó la 1ª Bandera de la Primera Legión de Tropas de Aviación, no fue hasta el 13 de enero de 1947 cuando empieza su andadura como unidad independiente, pasando a denominarse  Primera Bandera de Paracaidistas de Aviación.  Así, las Fuerzas Armadas (FAS) españolas comenzaron a forjar su capacidad en este tipo de despliegue de fuerzas, que fuera vital en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), durante la cual se desarrollaron espectaculares acciones, primero por parte de los alemanes y posteriormente por los Aliados, además de innumerables infiltraciones de comandos, agentes, espías, etc.

Esta primera unidad paracaidista de España dependía directamente del entonces Ministerio del Aire, que le concedió prioridades de personal, armamento y equipo, en una época tan dura como la posguerra española, en la que el país estuvo sometido a un bloqueo internacional.

El primer jefe de la Unidad fue el capitán Ramón Salas Larrazábal, a quien se le mandó a hacer el curso de paracaidismo en Argentina, estando durante esta primera fase asentada en  el entonces el aeródromo de Alcalá de Henares (Madrid).  En 1950 se celebraba el ejercicio ‘Alfa’, el más importante de la época, en el cual saltaron 82 de sus miembros desde 7 aviones diferentes. Este supuesto táctico consistía en lanzamientos más allá de la línea enemiga, ocultando paracaídas y disfrazándose de paisano para infiltrarse hasta la zona de acción, en que volvían a exhibir su uniforme, lo que es todo un precedente de lo que hoy en día conocemos como operaciones especiales.

El 3 de abril de 1953 esta joven Unidad pasó a llamarse 1er Escuadrón de Paracaidistas, utilizando por entonces paracaídas manufacturados por el Instituto Nacional de Tecnologías Aéreas (INTA) y usando como “caballos de batalla” los trimotores CASA-352 (la versión española del mítico Junkers Ju-52/3M alemán). Con esta denominación tuvo su bautismo de fuego en la guerra de Ifni (1957-1958), efectuando, entre otras misiones, saltos de combate desde aeronaves del Armée de l´Air de Francia en las proximidades de La Hagunia y Smara, en el antiguo Sahara español, hoy en día territorio de Marruecos.

En 1965 se disuelve el Escuadrón y se crea sobre su base la denominada Escuadrilla de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC), con un total de 108 paracaidistas, siendo su nueva ubicación la base aérea de Alcantarilla, donde siguen actualmente.

La idiosincrasia inicial de la creación de esta nueva Escuadrilla fue la de formar ‘comandos del aire’ o ‘servicios especiales’ de infiltración mediante el uso de paracaídas, capacidades que han ido evolucionado hasta nuestros días, hasta la actual fuerza que emplea de medios aéreos, tanto para la inserción como para la acción en el objetivo, lo que la OTAN define como Special Operations Air Land Integration (SOALI). 

Ya desde aquellos difíciles años, se definió que la Bandera realizaría misiones especiales de tipo ‘sutil’ con pocos efectivos, primando el carácter técnico, la precisión y la especialización, o calidad frente a cantidad, que es una de las máximas del actual Escuadrón, que desde entonces tiene el lema de “Sólo merece vivir quien por un noble ideal está dispuesto a morir”.

En 1994, de la EZAPAC se escindió personal con el que se formó otra unidad, la denominada Escuadrilla de Apoyo al Transporte Aéreo Militar (EATAM), que se trasformaría con el tiempo en la actual Escuadrilla de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), que tiene sede en la base aérea de Zaragoza. Con personal de la sección de pruebas y experimentación se constituyó la Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire (PAPEA), junto con el proveniente de la Escuela Militar de Paracaidismo “Méndez Parada”.

Aquel mismo año, 9 de febrero,  se reestructura la EZAPAC según Resolución 705-04-94 del Jefe de Estado Mayor del Aire (JEMA), que la otorga el rol principal de Fuerza de Operaciones Especiales o Special Operations Forces (SOF).

El 3 de mayo de 2002 la Unidad, tras ser reforzada mediante el aumento de su plantilla y medios, cambia su designación de Escuadrilla a la actual superior de  Escuadrón (de Zapadores Paracaidistas), lo que le permite seguir con las mismas siglas de EZAPAC, según la Instrucción número 81-2002 de 11 de abril del JEMA. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Un paracaidista de la Bandera a punto de saltar sobre la base de Alcantarilla. (foto  SHYCEA)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.