¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Miércoles, 17 de abril de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Fuerza 35 redefine cambios en la Artillería de Campaña del Ejército de Tierra

La llegada de nuevas municiones tipo PGM y PGK a las baterías de obuses 155/52 es una muy buena noticia. (Ejército de Tierra)

El Ejército de Tierra español tiene en marcha un ambicioso programa, Fuerza 35, por el que sus estructuras y capacidades se van a adaptar a lo que se prevé sean las necesidades militares del futuro. En ese contexto se propugna que la Artillería de Campaña tenga una orgánica y capacidades bien diferentes de las actuales. Hoy, los Grupos de Artillería de Campaña (GACA) ya han evolucionado e incluyen baterías remoladas y autopropulsadas de diferentes calibres y están ya recibiendo nuevas y más precisas municiones.

En la búsqueda de las mejores soluciones organizativas y técnicas, se vienen realizando desde distintas instancias del más alto nivel estudios que valoran lo que se busca obtener para operar mejor en un campo de batalla hipotético, en el que se estipula habrá una o varias áreas de operaciones no lineales y discontinuas que exigirán que los grupos de combate (GCBT) y tácticos (GT) realicen operaciones que estén, de una forma u otra, entrelazadas entre sí.

Las piezas autopropulsadas tipo M109 son, pese a su edad, idóneas para apoyar grupos de combate con medios mecanizados. (Octavio Díez Cámara)

Lo que se ha valorado ya, en diferentes maniobras y ejercicios de distintas unidades del Ejército de Tierra, es integrar alguna batería en los despliegues de los Grupos Tácticos de Infantería y que los apoyos de fuego estén interrelacionados con los de los morteros propios -cubrirán un área de un radio máximo de unos 12 km en el caso de los pesados de 120mm y de unos 8 km si son de 81mm-, buscando una más óptima sinergia de capacidades. Las lecciones aprendidas llevan a plantear que sería óptimo mejorar las capacidades de Mando y Control para trabajar a mayores distancias o establecer bases de apoyo de fuego desde las que se generen las acciones que puedan ser pertinentes.

La Artillería de Campaña aportará sistemas remolcados en beneficio de los Grupos de Combate con medios de ruedas, sistemas autopropulsados para aquellos que tengan material de cadenas y lanzacohetes múltiples para apoyos lejanos a las operaciones en curso. Los Grupos de Artillería de Campaña 2035 del Ejército de Tierra incluirían tres baterías con esos tipos de materiales y organizarían con ellos Unidades de Apoyo de Fuegos (UAFs), que coordinarían mejor entre sí sus disparos y las municiones usadas en ellos.

Por lo que parece, a medio plazo la Artillería de Campaña del Ejército de Tierra optaría sólo por piezas de 155/52mm. (Ejército de Tierra)

Sobre estas últimas, la Artillería de Campaña usaría preferentemente las de tipo convencional en zonas abiertas, las guiadas de tipo PGM (Precision Guided Munition) en áreas urbanizadas que tuviesen una notable densidad poblacional para evitar bajas colaterales y las modificadas con PGK (Precision Guidance Kit) cuando la zona objetivo tuviese población dispersa.

La organización modular de esos GACA 35 previstos ya para el Ejército de Tierra de la próxima décadas, en los que podrían integrarse también futuras piezas de 155/52mm sobre camión que está ya programado obtener, los haría más eficientes, precisos y resolutivos y les permitiría desarrollar acciones de fuegos en red mejor sincronizadas y ejecutadas de una forma más gradual.

Evolucionar de la forma adecuada es crecer y desde el Ejército de Tierra impulsan, de forma racional pero bien meditada, transformaciones y cambios que serán buenos tanto para la propia organización como para mejorar las capacidades defensivas y ofensivas españolas. (Octavio Díez Cámara)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.