¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Sábado, 15 de junio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

La fragata F-83 “Numancia” releva a la “Canarias” en la Operación ‘Atalanta’, la misión en el Índico mantiene los desafíos

Fragata F-83

La fragata “Numancia” de la Armada, al mando del capitán de fragata Alfredo Saco, se dirige hacia el océano Indico para integrarse en la Operación Atalanta durante los próximos cinco meses. Allí servirá como buque de mando de la operación, relevando a la fragata ‘Canarias’, que lleva desplegada desde el pasado mes de febrero haciendo frente a la incesante amenaza de la piratería.

 

La “Numancia” tiene previsto recalar en el puerto de Yibuti, donde el contralmirante español Manuel Alvargonzález Méndez asumirá el mando de la cuadragésimo séptima rotación de EUNAVFOR Atalanta, el próximo 20 de junio.

 

La fragata “Numancia” cuenta, además de sus propias capacidades orgánicas, con un Equipo Operativo de Seguridad (EOS) de Infantería de Marina, una Unidad Aérea Embarcada compuesta por un helicóptero SH60-F y un sistema UAV “Scan Eagle” de la Flotilla de Aeronaves de la Armada. Adicionalmente, desplegará un equipo médico-quirúrgico avanzado, capacitado para realizar intervenciones quirúrgicas a bordo.

La “Numancia” pertenece a la 41ª Escuadrilla de Escoltas, es la tercera de una serie de seis fragatas, basadas en Cádiz. Estas unidades dan continuidad a la interrumpida presencia de la Armada en la “operación Atalanta”, desde su creación, en aguas del Mar Rojo y el océano Índico occidental.

La fragata Canarias junto al mercante MV Basilisk.

La fragata 'Canarias' volvió a intervenir en un intento de secuestro a un mercante

La noche del 23 de mayo, durante su patrulla en aguas del Océano Índico, la fragata “Canarias” recibió la alerta de un nuevo ataque pirata. Esta vez, el ataque fue contra el buque mercante MV “Basilisk”, de bandera de Liberia, quien reportó su secuestro a 400 millas al este de Mogadiscio, Somalia. La fragata española se encontraba a 300 millas náuticas de distancia de la posición del incidente. La única información recibida inicialmente afirmaba que, a pesar de que la dotación del buque mercante estaba a salvo en la “ciudadela” (habitación del pánico del buque), los piratas habían conseguido hacerse con el resto del barco.

 

A pesar de las malas condiciones meteorológicas, con una altura de ola de 3 metros, la fragata española acudió a máxima velocidad para tratar de interceptar el mercante que aún informaba de su posición. Con esta información se pudo comprobar que el mercante estaba a la deriva y sin gobierno.

En primer lugar, la fragata lanzó al aire su helicóptero SH60-F, de la quinta Escuadrilla de Aeronaves, embarcado a bordo para la misión. Al llegar a la posición del incidente el helicóptero realizó unos avisos por radio, seguidos de disparos de advertencia para disuadir a los piratas, pero ninguno de estos avisos obtuvo respuesta alguna.

Tras completar la primera fase de advertencias con el helicóptero, la fragata alcanzó la posición del mercante, esta vez monitorizado desde las alturas por “Sombra”, el dron de la undécima escuadrilla de aeronaves, que tampoco detectó movimientos sospechosos a bordo ni en las inmediaciones del mercante.

Dotación del MV Basilisk agradecida por la liberación.

Finalmente, con el objeto de liberar a la dotación secuestrada, el equipo de Fuerza de Guerra Naval Especial de la “Canarias” abordó el buque mercante mediante fast-rope desde el helicóptero. Una vez a bordo, el equipo comprobó que los piratas habían abandonado el buque mercante y liberó a la dotación, que continuaba encerrada en la ciudadela.

Tras comprobar el estado de salud de los tripulantes, la fragata “Canarias” aseguró la reanudación del tránsito del “Basilisk” hacia su puerto de destino.

La participación en la operación Atalanta se enmarca dentro del firme compromiso de España con la Política Común de Seguridad y Defensa de la Unión Europea, en términos de proporcionar una respuesta integral de la Unión Europea al fenómeno de la piratería, contribuyendo a su vez a la estabilidad y seguridad internacional. Para la “Canarias” es su quinta operación Atalanta y permanecerá integrada en EUNAVFOR hasta el próximo mes de junio. En el año 2009, la “Canarias” participó en el rescate del atunero vasco “Alakrana” también en el marco de la operación Atalanta.

La fragata “Canarias” pertenece a la 41ª Escuadrilla de Escoltas, y es la más moderna de las seis fragatas de la clase Santa María. Estas fragatas están basadas en Rota (Cádiz) y, a pesar de su veteranía, mantienen sus capacidades plenamente operativas y mantienen una presencia continuada en la operación Atalanta. Está prevista su paulatina sustitución por las futuras fragatas F-110, actualmente en construcción. (Fuente y fotos: Estado Mayor de la Defensa)

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.