Martes, 28 de junio de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Exposición: Cien Años de Fuerzas y Medios Acorazados en España

El Ejército de Tierra organizará en Madrid el 7 y 8 de junio el congreso y exposición: "Cien años de fuerzas y medios acorazados en España", en el marco de los eventos por este centenario.

Ha sido organizado por el Instituto de Historia y Cultura Militar y el Instituto de Estudios Históricos de la Universidad San Pablo CEU y tendrá lugar en la sede del primero, en el madrileño paseo de Moret, 3. Las actividades comprenden una exposición fotográfica del material utilizado estos 100 años  y la  presentación del libro “La loma de los tanques”, de Juan Inocencio Urquiza. La celebración del centenario echó a andar con un desfile militar el pasado mes de marzo en la sede de la Brigada “Guadarrama” XII, también conocida como Brigada Acorazada (BRIAC XII)

Un poco de historia

A lo largo de la Primera Guerra Mundial surgieron los primeros carros de combate para desbloquear el estancamiento de los frentes y acabar con la denominada “Guerra de Trincheras”.  Enseguida la nueva plataforma llamó la atención de los ejércitos europeos, pues suponía una gran innovación en el combate terrestre al aportar a las unidades potencia de fuego, movilidad y protección, que siguen siendo los parámetros clásicos de los carros de combate.

El Ejército de Tierra español, que no participó en el conflicto,  también se interesó en los recién nacido carros, y en 1919, compró el primero, un Renault FT-17 en la vecina Francia. El desastre de Annual de 1921, en el marco de la guerra del Rif (Marruecos),  aceleró la compra de otros 10 carros de combate adicionales del mismo modelo.

El Panzer I (foto Julio Maíz Sanz/defensa.com)

El 9 de marzo de 1922 se organiza en la Escuela Central de Tiro de Carabanchel (Madrid), al mando del capitán Vicente Valero de Bernabé y Casañes, la 1ª Compañía de Carros Ligeros del Ejército de Tierra. Este es el día que oficialmente se considera como el nacimiento de las unidades acorazadas españolas.

El 14 de marzo de 1922, la Batería de 6 carros Schneider CA-1, también adquiridos en Francia,  realizan su primera acción de carros de combate durante dicha guerra del Rif. El día 18 del mismo mes entran de nuevo en combate la Batería Schneider junto con 7 carros FT-17 y 5 camiones protegidos Nash-Quad de la Sección Blindada de Ingenieros. Estos hitos marcan el bautismo de fuego y el inicio de la historia de las unidades acorazadas en España, que sobre todo durante la Guerra Civil española  atrajo la mirada de todas las naciones, llegando a los contendientes los más modernos carros de la época como el T-26 soviético y el Panzer I alemán. (Julio Maíz Sanz)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.