Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

“Estaría previsto que, de la mano del nuevo ciclo inversor, se encargue un segundo lote de 23 NH90 para las FAS”

Entrevistamos al coronel Valeriano Díaz Vega,  jefe de Programa de Helicóptero Multipropósito de las Fuerzas Armadas, más conocido por la designación de NH90. La finalidad del programa de helicóptero multipropósito NH90, como nos explica el coronel,  es “la renovación en oportunidad de todas las flotas de helicópteros de transporte táctico en servicio en los ejércitos (Tierra y Aire) y la Armada, por una única flota de 104 helicópteros NH90 con dos configuraciones básicas, una terrestre, denominada TTH (Tactical Transport Helicopter), cuya denominación del fabricante NHI para España es GSPA y otra naval, MTTH (Maritime Tactical Transport Helicopter) cuya denominación del fabricante NHI para España es MSPT y doce configuraciones de misión diferentes”.

Según nos detalla el jefe del Programa estamos ante un plan de renovación de flota en cuatro fases, en cada una de las cuales se incorporarán aproximadamente unos 25 helicópteros NH90, debiendo estar finalizado no más tarde del año 2040, con objeto de iniciar a partir de esa fecha un programa de modernización de medio ciclo de vida a todos. “Sus líneas principales de desarrollo se basan en varios puntos. En primer lugar, en la correcta ejecución en cuanto a los plazos de entrega del Plan Director de Helicópteros (documento editado por la DGAM en febrero de 2015). A ello se suma la mejora sustancial de las capacidades operacionales del NH90 en escenarios denominados hot and high, gracias a la integración de un motor de General Electric (GE) denominado CT7-8F5, que es más potente que los que equipan a las flotas de NH90 de otras naciones”, nos explica.

Preguntado por los desafíos más importantes a los que tendrá que hacer frente durante el ciclo de vida del NH90, el coronel Valeriano Díaz Vega explica que: Los desafíos más importantes, a mi entender, se encuentran concentrados en las tres primeras fases del programa. En la primera, la creación y certificación del tejido industrial nacional, la certificación de la integración del motor y helicóptero y la certificación nacional de la configuración básica española GSPA. En la segunda, la optimización del tejido industrial nacional, el desarrollo de la configuración básica española de transporte táctico naval MSPT y la implantación del concepto de sostenimiento común. Respecto a  la tercera fase, el desafío es el desarrollo de la configuración española NFH (NATO Frigate Helicopter), denominada por el fabricante HSPN, en base a la configuración MSPT y la maduración del sostenimiento común”.

La aprobación del nuevo ciclo inversor 2018-30 es crítico para la continuidad del Programa

Teniendo en cuenta que estamos ante un programa esencialmente de renovación de flota, que hubo de ser reducido a un ritmo de entregas de 3 helicópteros/año por falta del presupuesto necesario en el programa, la aprobación del nuevo ciclo inversor en el año 2018 es crítico para poder recuperar los retrasos de las entregas, mediante un relanzamiento del ritmo de reposición a 5-6 helicópteros/año lo antes posible; además de evitar extra costes por parada de las estaciones de producción del PAL Albacete a partir del 2019 por falta de nuevos pedidos de helicópteros en oportunidad. Actualmente estaría previsto que, de la mano del nuevo ciclo inversor, se encargue un segundo lote de 23 unidades, de las cuales 7 serían de la versión MSPT y las otras 16 GSPA” detalla a defensa.com el Jefe del Programa NH90.

Lo cierto es que siendo un Programa del alcance e importancia para los helicópteros de las Fuerzas Armadas nos llama la atención el que no sea tan conocido como otros, para el coronel Valeriano Díaz Vega,  la razón se debe quizás a “que esta primera fase es muy técnica y poco visible para el personal no especializado. En síntesis, lo que ha hecho la DGAM en esta fase es preparar el tejido industrial nacional y la certificación nacional del modelo básico español NH90, el referido GSPA, y el motor norteamericano seleccionado. A partir de septiembre del 2016, fecha de entrada en servicio en las FAMET del primer GSPA, es cuando el usuario (Ejercito de Tierra) ha empezado a recibir helicópteros de serie y tener la posibilidad de valorar las nuevas capacidades operacionales que aporta este medio de ala rotatoria. No obstante, habría que esperar a finalizar esta primera fase en el año 2021 para hacer una valoración objetiva de los éxitos y fracasos de este Programa, en función de los informes de evaluación operativa de los Ejércitos y la Armada”.  La entrevista completa será publicada en la edición de marzo de la revista Defensa. (Julio Maíz Sanz)

Fotografías:

·NH90 de las FAMET,  (foto de Julio Maiz/defensa.com)

· El coronel Valeriano Díaz.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.