Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Entra en servicio el robot anti-COVID Atila del Ejército de Tierra

Una de las tecnologías que se ha mostrado más efectiva en las tareas de desinfección contra el COVID-19 es el empleo de luz ultravioleta. En nuestro país, esta tecnología se ha aplicado en varios desarrollos junto a vehículos no tripulados terrestres e incluso aéreos.

El Ejército de Tierra, junto al Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) han aplicado esta tecnología a los vehículos empleados a control remoto Teodor empleados habitualmente en la lucha contra artefactos explosivos, o amenazas nucleares, biológicos o químicos (NBQ), configurando el robot ATILA por Antivirus por Iluminación de Luz ultravioleta Autónomo.

La combinación de un robot operado a distancia con una fuente de luz ultravioleta permite adentrarse en estancias con alta contaminación como puestos de mando, unidades de cuidados intensivos o residencias de ancianos. De esta manera el operador puede controlar desde el exterior el robot, hacerlo entrar en zonas contaminadas y aplicar el foco de luz que se ha instalado en su brazo y que tiene una cobertura de 360 grados.

Según se explica en el Boletín Tierra número 57, este proyecto combina el empleo de un robot que estaba disponible en gran número (21 unidades), repartido por unidades en toda la geografía, diseñando un proyector combinando cinco fuentes de luz y su módulo eléctrico, todo instalado en el robot. De esta manera se puede desinfectar una estancia de 15 a 20 metros cuadrados en 20 minutos. El proyector puede además emplear un suministro de luz externo o mediante una batería con una autonomía de 3 horas.

Durante la operación Balmis de lucha contra la pandemia, el Ejército de Tierra ha comenzado a operar este sistema puesto a punto por el INTA y el Regimiento de Defensa NBQ (RDNBQ) “Valencia” nº 1, siendo la Escuela Militar de Defensa NBQ (EMDNBQ) la encargada de formar a los operadores del Teodor en esta nueva capacidad. El Parque y Centro de Mantenimiento de Material de Ingenieros (PCAMI) diseñó el bastidor que cuenta con cinco lámparas UV y se acopla a la pinza del brazo del robot. También se incluye una caja de alimentación eléctrica en la parte posterior, donde suele encontrarse el porta herramientas.

Las primeras actuaciones reales del proyecto tuvieron lugar en el Centro de Comunicaciones de las Naciones Unidas en Manises el pasado 5 y 6 de mayo y en el Hospital General de Valencia, habiéndose dotado a dos unidades del Ejército de Tierra con este sistema y entrado en servicio este mes de junio. Las dos primeras unidades en recibirlo han sido la Compañía EOD del Regimiento de Pontoneros y Especialidades de Ingenieros nº 12 y el citado RDNBQ Valencia nº 1.

El más moderno y compacto robot EOD Avenger que el Ejército de Tierra recibió en diciembre, también será adaptado para esta tarea, lo que facilitará la operación en lugares más complejos o estrechos. Para él se están diseñando un bastidor y una caja de alimentación apropiados a su tamaño y diseño. (José Mª Navarro García)

Fotografías: El ATILA durante sus pruebas para la operación Balmis (Ejército de Tierra)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.